Comer bien

Picadillo a la criolla

 Por Silvia M. Gómez

Este exquisito plato ha tenido varios nombres: picadillo a la criolla, picadillo a la habanera, picadillo a la cubana, etc. Pero todos coinciden en que se elabora con carne molida, puré de toma­te, cebolla, ají y ajo.

Es frecuente que se le adicionen pasas, aceitunas, alcaparras y hue­vos, de acuerdo a las posibilidades que se tengan.

Arroz imperial, una joya de la cocina cubana

Existen platillos cubanos como éste donde el arroz es un ingrediente imprescindible.

Por Lucia Arboláez

El reciente reconocimiento a la cocina cubana por la Asociación Mundial de Sociedades de Chefs, al otorgarle la condición de Patrimonio Mundial Inmaterial, es un éxito de todo aquel que haya contribuido a la divulgación de esa importante representación de la cultura nacional.

Bistec de cerdo en salsa chocolate

Silvia Mayra Gómez Fariñas

Chocolate, manjar de dioses.

El chocolate es la golosina más popular en todo el mundo. Se obtiene del árbol del cacao, originario de Suramérica. Era de consumo habitual entre los aztecas, que lo preparaban como una bebida amarga. En lengua maya la voz “cacao”, significa “manjar de los dioses”. Gracias a Hernán Cortés, se popularizó en el viejo continente. Y fue él, se dice, quien inició la costumbre de endulzar esa bebida.

Tamales en hoja

Los tamales

Fueron también fuente de inspiración para composiciones musicales. Así le pasó a José Antonio Fajardo, con Olga Moré Jiménez. Mujer viuda que para mantener a su familia decidió hacer tamales para vender, con pica o sin pica. Que con su habilidad culinaria y su gracia en el pregón logró popularizar ese manjar de la cocina criolla: el tamal en hoja.

El tamal, tan criollo y muy enraizado en la cultura culinaria del cubano. ¿A quién no le gusta un rico y sabroso tamal?

Pudín de piña

Por Silvia Mayra Gómez Fariñas

Las frutas con colores, formas y sabores diferentes, en el trópico realzan su dulzor, por lo que han sido fuente de inspiración para el arte, la música y la cocina.

Frutas del Caney, de Félix B. Caignet, que fue inmortalizado por el trio Matamoros y más recientemente por Pablo Milanés. Lo traemos hoy a colación  para deleitar a nuestros lectores con un sabroso Pudín de piña. “Piña, piña dulce como azúcar…”,  reza el pregón.

Pudín de piña

8 raciones

Páginas

Subscribe to RSS - Comer bien