Estampas cubanas

Agua al dominó

Por CIRO BIANCHI ROSS

Si el béisbol es el deporte nacional de Cuba, el dominó es el pasatiempo preferido. Un cubano podrá confesar que nunca obtuvo buenas notas en física o que hizo trampas en el último informe que rindió a su jefe, pero jamás admitirá que es un mal jugador de dominó. Y es que el dominó solo tolera dos clases de jugadores: los que saben jugarlo y los creen que lo juegan.

La muerte de Agostini

Por CIRO BIANCHI ROSS

Fue un crimen abominable, en plena vía pública y a la vista de todos.

La cubanísima guayabera

Por Ciro Bianchi Ross

La guayabera es la camisa típica cubana, la prenda nacional y, al mismo tiempo, un vínculo de Cuba con el Caribe. Dignifica la informalidad y simplifica las galas. Decía el poeta Nicolás Guillén que se adapta a nuestra manera de sudar.

La cubanísima guayabera

Por Ciro Bianchi Ross

La guayabera es la camisa típica cubana, la prenda nacional y, al mismo tiempo, un vínculo de Cuba con el Caribe. Dignifica la informalidad y simplifica las galas. Decía el poeta Nicolás Guillén que se adapta a nuestra manera de sudar.

Capablanca, el rey

Jugando ajedrez con su padre

Por Ciro Bianchi Ross

José Raúl Capablanca casi nunca hablaba de ajedrez. Su cultura general era tan vasta que le permitía abordar con agudeza y fluidez los temas más variados y seguir inteligentemente el tópico que esbozara su interlocutor, por difícil que fuera.

No fue nada disciplinado como deportista y su estilo de vida giraba en sentido inverso al del resto de los mortales: se iba a la cama cuando los demás se disponían a levantarse y desayunaba a la hora del almuerzo. Llegó a ganar unos 25 000 dólares al año, cifra no alcanzada por ningún otro maestro en su época. 

Páginas

Subscribe to RSS - Estampas cubanas