36 ANIVERSARIO DEL CRIMEN DE BARBADOS

El 6 de Octubre es para todos los cubanos una fecha memorable, este año se conmemoran 36 años del horrendo crimen de Barbados, la explosión  en pleno vuelo de un avión comercial cubano que cubría la ruta Venezuela-Habana, pasando por Barbados, este no era un vuelo común, traía consigo un equipo cubano de esgrima el cual había acabado de vencer en Maracaibo, los Juegos Centro Americanos y del Caribe de la especialidad.
Mucho se comenta referente a este grupo, siempre se ha dicho en la prensa que era el equipo nacional juvenil de esgrima, no era así, era una mezcla de esgrimistas noveles con otros más experimentados y que formaban parte de la selección principal de este deporte los cuales prácticamente arrasaron con todas las medallas en disputa.
Todos los años me propongo escribir algo diferente y este año así lo haré, muchos se preguntaran; cual es la razón porque escribes algo diferente y no comentas lo que ya sabemos? Pues yo soy uno de los que estuve bien cerca de todos esos muchachos lamentablemente fallecidos y ahora les explico.
Corría el año 1976, hacía 3 años que había sido seleccionado a la ESPA NACIONAL “Giraldo Cordova Cardin” en el deporte de futbol, cursaba yo el 11º grado, mi aula era una mezcla de deportes, en ella habían representantes de atletismo, futbol, esgrima, gimnástica y levantamiento de pesas, al muchacho de esgrima ya lo conocía de la EIDE de Santiago de Cuba, su nombre era CARLOS MANUEL LEYVA, natural de Las Tunas y uno de los caídos en el sabotaje, en el aula de al lado estaba mi gran amiga  Virgen Felizola Garcia, una habanera hija de santiagueros por la cual sentía un cariño muy especial, era la hermanita que gané en la Habana, me decía hermano y juntos estudiábamos y conversábamos del presente y del futuro, quería mucho ser Licenciada en Deportes, pues de esa forma enseñaría el arte de la esgrima a los niños que eran su pasión y a la cual dedico este escrito.
Felizola, como todos la llamaban, entrenaba ferozmente, me decía que las Olimpiadas del 1980, que se celebrarían en Moscú eran su meta y que no descansaría hasta hacer realidad ese sueño, calidad no le faltaba, la experiencia la iba adquiriendo poco a poco, era medalla segura en todas las competencias a las cuales asistía, sus compañeros la veían como la mayor promesa femenina de la esgrima cubana, pero las manos sucias de mercenarios a sueldo de la CIA troncharon esa aspiración.
Llegó el mes de Septiembre y con él, el anuncio de que estaba seleccionada a participar en los Juegos Centro Americanos de esgrima, la sede sería la ciudad de Maracaibo en Venezuela, por esa época, todos los estudiantes de la escuela, se relacionaban muy bien y la salida de cualquiera al extranjero, era un triunfo de todos, la felicidad nos embargaba a todos, y llegó el día del viaje…. Fue una salida conturbada, difícil, problemas de la línea aérea hicieron regresar la Delegación a la Escuela en la fecha marcada, una nueva fecha fue informada, embarcarían al siguiente día en horas tempranas de la mañana…así lo hicieron, pero la noticia, estando en Kingston, tuvieron que regresar a La Habana por problemas de acomodación y visas, el tercer intento cuando ya todo parecía indicar la inminente posibilidad de no asistir al evento, se pudo viajar.
En Maracaibo según los reportes de los periódicos de la época, fue todo felicidad, fotos e informaciones indicaban el paso arrollador de la selección cubana, todas las medallas de oro puestas en disputa fueron ocupadas por los cubanos, mérito más que suficiente para afirmar que era una delegación de oro.
Llegó el día mas esperado, el día del retorno, era miércoles 6 de Octubre, los miércoles era el día de la Recreación nocturna y  siempre nos agraciaban con películas o grupos musicales, ese día lo tengo grabado en mi memoria como si fuera ayer, un grupo muy famoso de la Habana llamado FA-5, afinaba los instrumentos para deleitarnos su música, eran aproximadamente las 7 de la noche cuando nos llamaron con urgencia al Polígono de la Escuela a una reunión… era el Director de apellido ACOSTA a quien le tocó dar la desagradable noticia…nos dijo que un avión cubano que salía de Barbados había sufrido un accidente y se suponía que en el venían nuestros compañeros.
Nos pidieron regresáramos a nuestros albergues y así hicimos, continuando a acompañar las noticias las cuales confirmaron que era el vuelo de (los muchachos) como les llamábamos y que no había sido un accidente y sí un atentado a Bomba, como diría Fidel posteriormente, inimaginable el drama…
Los días siguientes fueron de angustias, tristezas y silencios, ninguno de nosotros se atrevía a hablar de ir a fiestas o de oír música, fue un luto total, nunca antes en la historia de Cuba la población tuvo tamaña disciplina.
Llegó el día 15 de Octubre fecha en que se daría el último adiós a los restos de algunos de los fallecidos, mi amiga no estaba entre ellos pero su familia indoblegable se mantuvo junto a los familiares de los cuerpos rescatados llorando cada minuto y sintiendo como suyo el dolor del otro.
En la despedida oficial el Comandante en Jefe Fidel Castro hizo un recuento de los hechos y habló al mundo desenmascarando los verdaderos culpables, que hoy a 36 años aun se pasean por las calles de Miami, son 36 largos años en los cuales, las familias se vieron imposibilitados de compartir momentos juntos, de celebrar cumpleaños y bodas, son 36 años que padres no se conforman con la pérdida de sus hijos y donde hijos aun lloran la pérdida de sus padres, son 36 años de llantos de un pueblo enérgico y viril, pero también son 36 años que ha estado temblando la injusticia.
Alexis Isaac
Brasilia 4 Octubre 2012
 

Categoria: