Académica cubana: senador estadounidense Marco Rubio está obsesionado con Cuba y Venezuela.

Tomado de Sputnik

Las acciones políticas del senador estadounidense Marco Rubio, uno de los artífices de las recientes medidas de Estados Unidos contra Cuba, responden a su obsesión con este país isleño y con Venezuela, dijo a Sputnik la académica María Isabel Alfonso, coordinadora del grupo Cuban Americans For Engagement (CAFE).

"El actual rol de animador del senador responde a su obsesión con Cuba y Venezuela, países sobre los cuales ha dictado cátedra desde su posición de presidente del Subcomité del Hemisferio Occidental dentro del Comité Senatorial de Relaciones Exteriores", dijo Alfonso desde Nueva York, en un intercambio por correo electrónico.

Alfonso, profesora en el Departamento de Lenguas Modernas del Saint Joseph"s College, subrayó que "Rubio es el "poster boy" (el modelo) de un reducido grupo cuya visión retrógrada no representa el sentir de la comunidad cubano-americana (estadounidenses de origen cubano). En algunos casos, son segunda o tercera generación que nunca han visitado la isla; en otros, de quienes nunca más han regresado".

Pero en todos los casos "son personas totalmente desconectadas del sentir de la mayoría de los cubanos, tanto en Cuba, como fuera de ella", comentó.

En los últimos meses, Rubio impulsó medidas desde el Congreso dirigidas contra la economía cubana, y es uno de los más fervientes críticos del Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Protagonismo político

Rubio, de origen cubano, cobró protagonismo tras postularse como precandidato presidencial en las primarias del Partido Republicano en 2016.

Por entonces sufrió fuertes ataques de otro postulante, el actual presidente Donald Trump, a quien se alió después de la toma de posesión en enero de 2017.

En las primarias republicanas, recordó Alfonso, Rubio calificó a Trump como "un estafador, y un mentiroso errático a quien no se debería confiar los códigos nucleares. Este país será el hazmerreír del mundo si Trump es elegido", vaticinaba por entonces el senador.

Pero "el camaleonismo político de Marco Rubio, que lo ha hecho pasar de crítico a adulador del presidente, no sorprende dada la crisis de integridad y principios que ha caracterizado el ambiente político norteamericano (estadounidense) de los últimos años, especialmente en el Partido Republicano", añadió Alfonso.

Estas "alianzas" tienen un marcado acento electoral de cara a las presidenciales de 2020, según Alfonso.

Para ella "no es Rubio quien se ha aliado a Trump con respecto a estos temas (Cuba y Venezuela), que poco importan a este último; es Trump quien convenientemente se ha dejado influenciar por la visión retrógrada de Rubio con respecto a Cuba, creyendo que con ello asegurará el voto de (la comunidad cubana en el sureño estado de) Florida".

Para la cubano-estadounidense esta es una "apuesta riesgosa", pues en esa comunidad, si bien "se han reactivado ecos del neoconservadurismo generalizado que predomina en el país, la mayoría continúa apoyando la política de restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos", dijo.

Otro factor importante es que Rubio podría aspirar a la presidencia en 2024 y podría necesitar para ello el apoyo de Trump.

Cuba en la mirada

Algunos expertos, especulan con que el verdadero propósito de Rubio es convertirse en presidente de Cuba, en caso de que en este país se produjera un cambio de régimen.

"Existe una palabra en inglés para eso: "clueless" (despistado)", comentó al respecto Alfonso.

Si eso es lo que persigue Rubio, "está completamente fuera órbita", sostuvo.

Alfonso sostuvo que la nueva cuenta en Twitter del senador, @MarcoRubioCuba, en la que se dirige en español a la sociedad de Cuba, "ha recibido un aluvión de comentarios con las etiquetas #SomosContinuidad y #NoNosEntendemos, provenientes del sector más oficial de la sociedad cubana, pero también de otros sectores de la sociedad civil críticos del estamento, que cuestionan la falta de conocimiento del senador sobre cuestiones básicas de la realidad cubana".

Ella considera más realista que Rubio se postule en 2024 a la presidencia de EEUU.

"Contar con el apoyo de Trump es clave para lograr este propósito y aquí regresamos al tema de por qué el alineamiento con el presidente, después de los ataques", comentó.

Retroceso

La Habana considera que Rubio, el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, y el director de asuntos del hemisferio occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, Mauricio Claver-Carone (también de origen cubano) son los estrategas de las últimas medidas de Washington hacia Cuba y de recrudecimiento del bloqueo.

Bolton ha calificado a Cuba, Venezuela y Nicaragua como la "troika de la tiranía".

"Estamos tratando con Venezuela ahora (...) pero estas otras dos patas de la troika de la tiranía (Nicaragua y Cuba) permanecen en nuestras mentes", aseguró Bolton en febrero pasado.

Alfonso consideró, "parafraseando a Bolton", que "la troika" que formó con Rubio y Claver-Carone ha tenido una influencia "devastadora" y quedará "en la historia como los artífices de la reversión del acercamiento entre Cuba y Estados Unidos logrado por la administración de Barack Obama (2009-2017)".

Entre esas medidas se cuentan el cierre de los consulados en La Habana y Washington, la inclusión de Cuba en la lista de peores países por tráfico de personas, las sugerencias de volver a incluirla en la lista de Estados que auspician el terrorismo y la implementación del título III de la ley Helms Burton.

Washington también restringió las remesas que los cubanos pueden enviar a sus familias en Cuba y limitó los viajes entre los dos países.

CAFE reúne desde 2012 a cubano-estadounidenses interesados en facilitar una nueva dinámica en las relaciones entre ambos países, basada en los principios de intercambio, acercamiento, normalización de relaciones comerciales y cooperación diplomática.

Categoria: