Aguacate, una fruta deliciosa.

Por Lucía Arboláez

Aunque muchos no lo consideran fruta, el aguacate es muy apreciado en la mesa de cualquier país de América Latina y más allá de sus fronteras. Está presente en las recetas a cualquier hora del día, desde el desayuno hasta el postre de la cena.

En Cuba es más habitual en ensaladas, picado en trozos pequeños, con un buen aliño compuesto de sal, limón (o vinagre) y aceite, como acompañante de los platos fuertes, aunque existen diversas recetas más actuales que también lo utilizan.

Aguacate relleno con frutas

Ingredientes (para 6 comensales):

3 aguacates pequeños

Jugo de un limón

1 piña cortada en daditos

1 naranja pelada y dividida en hollejos

6 conchas de lechuga

Aderezo para ensalada.

Elaboración:

Corte los aguacates a la mitad por la parte más ancha, haciendo en el corte líneas formando un zigzag, para que al separarse los bordes formen piquitos. Separe las mitades, extraiga las semillas y quite la piel del interior del fruto. Pélelos y bróchelos con jugo de limón por dentro y por fuera, para que no se obscurezcan. Rellénelos con los daditos de piña y decore con los hollejos de naranja. Sírvalos fríos sobre conchas de lechuga.

Acompáñelos con un aderezo; puede ser el compuesto por un paquete de gelatina sabor de fresa, una taza de leche evaporada bien fría y media taza de agua hirviendo.

Disuelva la gelatina en el agua bien caliente; déjela enfriar hasta que la mezcla tenga buena consistencia, más bien de jarabe. Añada la leche evaporada batiendo hasta que espese. Si no se sirve inmediatamente, guárdela en el refrigerador hasta su utilización. Revuelva antes de consumirla.

Categoria: