Ajiaco y frijoles negros entre lo popular de la cocina cubana

Por Roberto F. Campos

El ajiaco, los frijoles negros, los tamales y el congrí oriental (elaborado con frijoles colorados) figuran en una lista de 26 preparados de la culinaria tradicional cubana, considerados entre los más populares y preferidos por los turistas nacionales y extranjeros.

La Federación de Asociaciones Culinarias de la República de Cuba (Facrc) identificó recientemente la lista de los platillos más enraizados y consumidos en este país, toda una novedad gastronómica.

Su publicación ocurre en momentos en que cada vez son más las personas que escogen a Cuba como destino turístico, atraídas por la belleza natural de la Isla y sus múltiples encantos, incluida su cocina.

Cuba recibió en 2016, por primera vez, 4,2 millones de visitantes extranjeros y aspira a completar 2017 con 4,7 millones. Autoridades del sector trabajan en la diversificación de las ofertas, y aunque el país es distinguido por sus playas, existen otras opciones para el esparcimiento como el turismo de naturaleza, propuestas culturales, la náutica, entre otras.

Un comunicado de la Facrc expresa que gracias a la sabiduría popular se mantiene la memoria gastronómica cubana. Agrega que, luego de varios años de labor y diversos estudios, los culinarios del patio determinaron los platos que más consumen los viajeros en la Isla.

El presidente de esta entidad, Eddy Fernández, insistió en que estos propósitos lo alcanzaron mediante el Programa de Desarrollo de la Cocina en Cuba, de conjunto con acciones institucionales en el Programa de Cultura Alimentaria.

Entre los platos citados por los especialistas destacan el ajiaco a la criolla, los frijoles negros, el tamal en cazuela y en hojas, las frituras de maíz y de malanga, el sándwich cubano, los moros y cristianos, el congrí oriental, la yuca con mojo, el casabe, los tostones, el arroz con pollo y el aporreado de pescado.

También mencionan las masas de cerdo fritas, la pierna de cerdo asado, el picadillo a la criolla, la llamada ropa vieja y el chilindrón de carnero.

Entre los postres preferidos están el arroz con leche, el boniatillo, los buñuelos, los cascos de guayaba en almíbar y el coco rallado. Se incluye, además, el café.

De acuerdo con la Facrc, estos preparados forman parte de la cocina tradicional porque han logrado transmitirse de generación en generación y estar presentes de una u otra forma en la mesa del cubano.

Explica que son, además, los platillos que representan a los cubanos en eventos y demostraciones culinarias en el extranjero.

Recuerda el chef Fernández que el historiador de La Habana, Eusebio Leal, oportunamente mencionó que “la memoria de la gastronomía es muy importante porque nos lleva a encontrarnos con nosotros mismos, con nuestros antepasados, con nuestra cultura”.

El ejecutivo culinario también informó que recientemente la Asamblea Municipal del Poder Popular de Mantua declaró el 23 de enero como el Día de la Culinaria Mantuana (región del occidente de Cuba, en la provincia de Pinar del Río), en honor a Antonio Maceo (1845-1896), uno de los principales militares en la lucha insular contra el colonialismo español.

Mantua constituye un municipio vinculado con Maceo, pues el 23 de enero de 1896, al concluir la invasión de Oriente a Occidente contra las tropas españolas, en ese poblado de la actual provincia vueltabajera al Lugarteniente del Ejército Libertador le fue ofrecido un banquete muy particular, cuyos platillos fueron elaborados y servidos por los propios vecinos del lugar, donde se celebran anualmente las Fiestas del Plato, las verbenas de Macurijes y la Fiesta del Tayuyo, nombres y platos típicos.

Categoria: