Arroz congrí

Por Lucía Arboláez

La presente propuesta es un rico arroz congrí, muy gustado, tanto que según encuestas recientes se encuentra entre los platos más demandados en los restaurantes cubanos.

El arroz congrí, que se elabora con frijoles negros y a veces también con colorados, es un alimento de uso común en Cuba.

Ingredientes(4 comensales):

1 taza de frijoles negros de grano pequeño

2 tazas de arroz blanco de grano largo

2 tazas de caldo de frijoles negros

1 cebolla grande blanca

4 dientes de ajo grandes

½ ají pimiento verde

½ ají pimiento rojo (puedes sustituir esas dos mitades de ají pimientos por 3 o 4 cachuchas pequeños)

½ cucharadita orégano molido

½ cucharadita comino

1 hoja laurel grande

¼ de taza (4 cucharadas) de aceite vegetal o manteca

1 chorrito de vinagre (1 cucharadita aproximadamente)

2 cucharadas de aceite o manteca

Sal al gusto

Preparación:

La noche anterior se lavan y se remojan los frijoles negros. A la mañana siguiente se cocinan, con esa misma agua del remojo, la hoja de laurel, un pedazo de ají y una pizca de sal, hasta que estén blandos.

Cuando se refresque y se pueda manipular, tome 2 tazas del caldo y separe los granos aparte.

En la cazuela que se va a cocinar el congrí, ponga a calentar el aceite o manteca y sofría la cebolla picadita, el ají y 2 de los dientes de ajo machacados, hasta que la cebolla luzca transparente, alrededor de unos 5 minutos.

Añada a este sofrito el arroz (previamente lavado); revuelva bien por unos segundos para que se impregne con la grasa y las sazones.

A continuación, incorpore los granos de frijoles y repita el mismo proceso que con el arroz; revuelva bien por unos segundos para que todo se mezcle; añada el caldo reservado, el comino, el orégano y la sal.

Cocine a fuego alto hasta que rompa a hervir, entonces revuelva y baje la candela, dejándolo cocinarse a fuego lento, tapado, hasta que el arroz esté blando y bien desgranado.

Aparte, sofría los otros 2 dientes de ajo machacaditos con las 2 cucharadas extras de grasa e incorpore al arroz ya cocinado junto con el chorrito de vinagre. Revuelva bien y… ¡listo!

Categoria: