Artemisa

 

Proyecto de escolares y pintores anima poblado serranoPor Adalys Pilar Mireles Técnicas artísticas y el cuidado del entorno, convergen en un proyecto serrano, cuyos actores son niños y pintores de Las Terrazas, comunidad cubana situada en la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario.Comenzamos coloreando los recipientes destinados a recolectar la basura del asentamiento, inicialmente se trataba de un experimento pero, luego de ver sus resultados, queremos convertirla en una iniciativa frecuente, comentó a Prensa Latina el artista de la plástica Henry Fernández.La idea —dijo— era motivar a los estudiantes con la pintura y con la conservación y embellecimiento del pintoresco pueblo, donde viven unas mil personas. Guiados por instructores de arte, consagrados creadores y maestros, los pequeños lograron estampas atractivas, que alegran las escenas de la localidad, afirmó.Según Fernández, en etapas venideras pudieran dibujar murales y realizar obras de mayor envergadura, con la asistencia de artífices locales y de otras provincias interesados en ese proyecto.Los habitantes del pueblo montañoso son protagonistas de la única experiencia cubana de desarrollo rural sostenible con base en el turismo.Distante 70 kilómetros de La Habana, la demarcación es una suerte de colonia de artistas, la cual acoge al pintor de la flora cubana Jorge Duporté y a paisajistas como Lester Campa.Distinguido por sus vistas de islas flotantes, mezcla de surrealismo y otros estilos, Henry Fernández encontró igualmente refugio espiritual en la Sierra del Rosario, asiento de Las Terrazas.Se trata de un fenómeno curioso, no sabemos exactamente la razón, pero lo cierto es que muchos terminamos enamorados de este escenario, sitio ideal para dejar volar la imaginación y el alma, confesó.En el concurrido paraje vivió también el cantautor Polo Montañez, conocido como el Guajiro natural.El proyecto con los niños añade encantos al lugar, en cuyas calles asoman artesanías confeccionadas por mujeres aficionadas a esa manifestación.La Sierra del Rosario abriga a poblaciones de orquídeas silvestres y a un exuberante bosque tropical, hábitat de numerosas aves, reptiles, anfibios y mamíferos.Las Terrazas, musa de pintores y poetas Nacido en Guantánamo, localidad del oriente cubano, Jorge Duporté es uno de los pintores viajeros que prefirieron radicarse en Las Terrazas, ubicada en el otro extremo de la Isla.En el concurrido asentamiento recrea orquídeas cubanas y flores representativas de numerosos países.Es una obsesión poder captar la belleza de la naturaleza, un deseo que me persigue y me satisface a la vez, declaró a Prensa Latina.Atrapado por la majestuosidad del entorno, extiende una alfombra verde a la entrada de su vivienda para recibir a niños de los alrededores, amigos y otros visitantes.En ese paraje, dibuja las plantas mencionadas por José Martí en su amplia obra literaria, al igual que las descritas por el novelista Alejo Carpentier.De casas homogéneas abrazadas a la montaña, el paraje acogió también al músico Polo Montañez durante sus últimos años de vida.En una cabaña junto al lago se conserva aún su guitarra, un sombrero blanco y los trajes que usó en conciertos y presentaciones, dentro y fuera de Cuba.Por las irregulares calles de Las Terrazas, se escuchan anécdotas sobre el compositor de unas cien letras, fallecido en el 2002, quien improvisaba melodías durante sus andadas por la intrincada demarcación.Primero leñador, topógrafo y machetero en los cortes de caña, Polo actuaba junto a su grupo en el hotel Moka, construido en el centro del poblado.El proyecto con los escolares añade ahora vistas y sonidos nuevos al sosegado y deslumbrante ambiente de Las Terrazas, expresó Fernández.

Categoria: