Brochetas de cerdo

Por Lucía Arboláez

En más de una ocasión han destacado los expertos la gran variedad de la gastronomía cubana. No obstante, entre los alimentos de mayor preferencia en la Isla se encuentran, sin duda alguna, las carnes. Ya bien sea de cerdo, de res o pollo, suelen ocupar el lugar principal en el menú de cualquier mesa.

Entre las más consumidas sobresale la de cerdo, la cual se suele presentar casi siempre frita, aunque también se consume mucho el bistec empanado y, en menor medida, las brochetas, delicioso plato que presentamos en esta ocasión.

Ingredientes:

480 g de carne de cerdo

60 g de cebolla

60 g de pimiento

80 ml de aceite

Pimienta al gusto

Sal

Un chorrito de vino blanco

Dientes de ajo

Tomillo

Orégano

Laurel

Elaboración:

Se corta la carne en pedazos y se coloca en un recipiente de loza o cristal. Se le añaden todos los ingredientes y se deja en ese adobo durante ocho horas o más, de un día para otro. Se revuelve bien para que absorba todo el adobo y se procede a insertar en las varas por este orden: carne, cebolla, pimiento..., hasta completar el tamaño de las brochetas. Luego de untarle aceite, se coloca la brocheta en parrilla o sartén, volteándola de vez en cuando para que cocine parejo. Suele presentarse en plato de asado guarnecidos con viandas fritas (pueden ser plátanos, verdes o maduros, boniatos, papas y muchas otras versiones), vegetales salteados o al gusto del cocinero.

Boniato frito y otros entrantes

Es de destacar que, a los habitantes de la mayor de las Antillas, la combinación de lo dulce con lo salado no les puede faltar en su menú, así como la costumbre de agregar una pizca de azúcar a los boniatos hervidos, los plátanos en tentación y las frituras de calabaza, en el caso de variantes con plátano como los tostones, las papas francesas o los boniatos, que según los cocineros con experiencia en esas artes, son más sabrosos si se fríen dos veces.

 

 

Categoria: