Camagüey 500

La historia del Camagüey contada por Doña MarthaPor Pedro Quiroga JiménezMedio milenio ha transcurrido desde aquel 2 de febrero de 1514, cuando el coloniaje español fundó la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe en la región central de la isla, bautizada luego, en 1903, como Camagüey. Ese último nombre, fue tomado del  antiguo cacicazgo aborigen que habitó la zona antes de la conquista. Tierra de leyendas, el Camagüey que hoy se exhibe reúne innumerables tesoros patrimoniales, entre los que se destaca la popular Plaza del Carmen y su conjunto escultórico, obra de la artista Martha Jiménez Pérez, nacida en la cercana provincia de Holguín, pero asentada y reconocida hija de la también llamada Ciudad de los Tinajones. Doña Martha, ceramista y pintora, ha convertido a la Plaza del Carmen en símbolo camagüeyano.Según la creadora, el conjunto escultórico alude al proceso de mestizaje que tuvo lugar en Cuba con la llegada de la colonización europea. Allí se aprecia al nativo español sentado en un banco, entregado a la lectura; al carretero, descendiente de africano, que reparte agua a los vecinos de la comarca; a la pareja de amantes que disfrutan su encuentro a la luz del quinqué; y a las tres chismosas que comentan en susurros los acontecimientos del barrio. En esa misma plaza, Doña Martha ubicó su estudio-taller, espacio donde convergen sus musas para la creación de míticas criaturas que ambientan el sitio y conservan la memoria del legendario pasado. Desde el 2004, la artista regala al transeúnte del conocido parque longitudinal, un mural de su serie Ascensión.Asimismo asegura que el proyecto Ciudad Quinientos, emprendido por el gobierno de Camagüey para la modernización y reestructuración de sus espacios urbanos, las redes técnicas de agua, electricidad, telefonía y alcantarillado, constituye una obra revolucionaria. De acuerdo con su visión, ese programa concibe lo estético como elemento activo en la transformación espiritual y el mejoramiento humano. La ceramista también tiene la responsabilidad de ambientar varios hoteles, con obras trabajadas mediante la escultura monumental en bronce, una línea que pretende continuar  abordando, lo mismo en plazas locales como internacionales. Por más de 30 años, Martha Jiménez se ha especializado en esculturas de cerámica en terracota. Reconocida como una de las más prolíficas y talentosas de las últimas décadas en la isla, también ejerce la docencia como profesora-instructora de la Academia de Artes Plásticas adjunta a la Cátedra Iberoamericana Fidelio Ponce de León. Preocupada por “lo cubano”, su inquietud la llevó a profundizar en la historia patria e influida por el expresionismo, incorporó a su obra elementos recurrentes como el cabello humano, los peces, el sol, la luna y sugerentes cuerpos desnudos. Camagüeyana por adopción y convicción, Doña Martha Jiménez Pérez se suma a los festejos por el medio milenio de Santa María del Puerto del Príncipe con una obra renovada, inteligente y útil.

Categoria: