Casa de las Américas

Premio Casa 2015 enaltece las letras de nuestro continente
 
Por Damián Estrada
 
La creatividad y la conciencia geográfica se unieron en uno de los concursos literarios más prestigiosos de nuestro continente: el Premio Casa de las Américas 2015, que fungió, una vez más, como justo juez de las letras latinoamericanas.
Con un amplio espectro de categorías, como Novela, Poesía, Ensayo, entre otros, la edición 56 de los lauros que otorga la emblemática institución de la capital cubana siguió fiel a la encomienda de realzar la creación de la literatura que se realiza en nuestros confines del planeta Tierra. 
Hasta 662 obras se disputaron un espacio entre lo más selecto y representativo de nuestra realidad actual y tradiciones, prioridad que emite año tras año el jurado y comité organizador del Premio Casa en su convocatoria oficial, publicada a través del sitio web de la institución: http://www.casa.co.cu
Tras diez días de deliberación, el jurado del Premio Literario Casa de las Américas 2015 se jactó al anunciar los ganadores en las diversas categorías en concurso.
   El escaño de Novela lo ganó La hoguera lame mi piel con cariño de perro, de la colombiana Adelayda Fernández Ochoa, "por proponer una vuelta a África como un mítico retorno, en un tránsito que desarma con lúcida reflexión el conjunto de ilusiones que articulan el pensamiento esclavista (...)", justificó el jurado.
De las 184 obras que compitieron en ese apartado, recibieron menciones El río, de la argentina Débora Mundani, así como su compatriota Juan Mattio quien, con su escrito Tres veces luz logró encandilar a los especialistas encargados de otorgar los lauros destinados a fomentar y promover la creatividad en nuestra área geográfica.
Los intelectuales que fungieron como jueces en el apartado de Novela fueron Ignacio Echevarría (España), Nona Fernández (Chile), Luis Negrón (Puerto Rico), Carol Zardetto (Guatemala) y Hugo Luis Sánchez (Cuba).
El cubano José M. Ferrán Oliva se alzó con el premio Casa al Mejor Ensayo de Tema Histórico-Social, con su análisis económico titulado Cuba año 2025 ya que, según el jurado, "hace aportes relevantes a la comprensión de la historia económica de Cuba y la necesidad de transformaciones, trazando como horizonte el primer cuarto del siglo XXI (...)".
   El problema racial en Cuba (los primeros libros de Nicolás Guillén), del cubano Guillermo Rodríguez Rivera, fue elegido entre las 31 obras como válido para una mención en esta categoría por los seleccionadores Marta Harnecker (Chile), Alfonso Múnera (Colombia) y Zuleica Romay (Cuba).
En la siempre reñida competencia por el premio en Poesía triunfó, entre las 235 obras en concurso, Bajo el brillo de la luna, del colombiano Nelson Romero Guzmán, mientras que los argentinos Alejandro Castro y María Malusardo recibieron menciones por La estación y El sastre, respectivamente.
En declaraciones a Correo de Cuba, el poeta colombiano expresó que el Premio Casa tiene por solo un enorme significado, por su trayectoria, prestigio y por la historia de quienes lo convocan.
"Esta distinción me trae mucha alegría, me impulsa a continuar con mi trabajo de creación, de alguna manera la poesía colombiana gana cada vez que a un escritor del país se le reconoce una obra en un concurso", agregó Romero.
A continuación, la lista de los ganadores entre las 662 obras en concurso este año en el Premio Literario Casa de las Américas 2015:
Novela: La hoguera lame mi piel con cariño de perro, de la colombiana Adelayda Fernández Ochoa, con mención para El río, de Débora Mundani (Argentina), y Tres veces luz, de Juan Mattio (Argentina).
Ensayo de Tema Histórico-Social: Cuba año 2025, de José M. Ferrán Oliva (Cuba), con mención para El problema racial en Cuba (los primeros libros de Nicolás Guillén), de Guillermo Rodríguez Rivera (Cuba).
Poesía: Bajo el brillo de la luna, de Nelson Romero Guzmán (Colombia), con mención para La estación, de Alejandro Castro (Argentina) y El sastre, de María Malusardo (Argentina).
Literatura brasileña: Minha vida sem banho, de Bernardo Ajzenberg, con mención a Tempo Solto (poesía), de Amálio Pinheiro, y Garimpo (cuento), de Beatriz Bracher.
Literatura Latinoamericana en los Estados Unidos: Un kilómetro de mar, de José Acosta (República Dominicana), con mención a A Cup of Water Under My Bed. A Memoir, de Daisy Hernández (Estados Unidos).
Literatura para niños y jóvenes: El niño congelado, de Mildre Hernández (Cuba), con mención para Cuando llega el dragón, de Maricel Palomeque (Argentina) y
Ojo de agua, de Christian Nelson Medina Negrín (Cuba).
 
- Premios Honoríficos:
* Premio de poesía José Lezama Lima: La novela de la poesía, de Tamara Kamenszain (Argentina).
* Premio de ensayo Ezequiel Martínez Estrada: Intelectuales indígenas en Ecuador, Bolivia y Chile. Diferencia, colonialismo y anticolonialismo, de Claudia Zapata Silva (Chile).
* Premio de narrativa José María Arguedas: El libro uruguayo de los muertos, de Mario Bellatin (México).

Categoria: