Celebrado Día de la Cultura Cubana en Estocolmo e intercambio sobre resultados del reciente encuentro de cubanos residentes en Europa.

El sábado 26 de octubre se realizó en la Embajada de Cuba en Estocolmo la celebración por el Día de la Cultura Cubana con el coauspicio de  la Asociación “Cubanos por Cuba”, en una jornada donde la música, la poesía y la danza  sirvieron de muestra del extenso abanico que compone la cultura cubana, que se inició con las palabras de la consejera de cultura sobre el significado  de aquel 20 de octubre de 1868, cuando el pueblo entonó por primera vez el Himno Nacional, marcando definitivamente el nacimiento de nuestra nación y su identidad, en un acto configurador de la conciencia cubana, expresión y símbolo más alto y genuino de la cultura nacional.
La gala cultural abrió con una actuación del músico sueco Hasse Nilson, integrante del Coro sueco por la paz que recién visitó Cuba, quien homenajeó nuestra cultura interpretando canciones revolucionarias suecas. Continuaron los versos de Bonifacio Byrne “Mi bandera” en la voz de Victoria Andersson, seguidos por Ariadna Abreu, talentosa guitarrista cubana, la que con una musicalidad muy expresiva, ejecutó piezas de compositores cubanos como Eduardo Martín y José Antonio Rojas. A continuación una pareja de bailarines cubanos ofreció una vibrante danza afrocubana, combinada con canciones del artista residente Freddy Zafiro Yunior, quien acompañado del público interpretó la “Guantamera” de Joseíto Fernández.
En la jornada la presidenta de la Asociación Cubanos por Cuba, Victoria Andersson, informó a los asistentes sobre el recién concluido Encuentro de Cubanos Residentes en Europa, que tuvo lugar en Atenas y que estuvo marcado por la emotiva llamada de uno de nuestros 5 héroes, Ramón Labañino, dirigiéndose a los delegados al Encuentro. La presidenta informó sobre los acuerdos para intensificar las acciones a favor de la Campaña Internacional por los 5. En ese sentido dio a conocer los planes de la organización de residentes en Suecia, para lo cual recabó el apoyo y la activa participación de las organizaciones de solidaridad existentes en este país.
Sin dudas, la celebración constituyó una animada  velada cultural que puso en alto una vez más, la vitalidad de la cultura cubana y su cálida presencia en estas frías latitudes y dejó la huella de la solidaridad de los cubanos residentes en Europa con nuestra patria.
 

Categoria: