Celebran con ballet aniversario 58 de Revolución Cubana

Por Marta Sánchez

El Ballet Nacional de Cuba (BNC) celebró el aniversario 58 del triunfo de la Revolución con una puesta del clásico Cascanueces, en versión de la directora de la compañía, Alicia Alonso.

De manos de ella, el historiador de esta ciudad capital, Eusebio Leal, recibió la víspera el Premio Anual de Gran Teatro de La Habana, institución que desde fines de 2015 lleva el nombre de la prima ballerina assoluta cubana.

Usted puso sus manos en el fuego cuando la obra no era del todo entendida, exclamó Leal en referencia a la confianza de Alonso en la Revolución desde el inicio.

Según el historiador, la mítica bailarina es una estrella en el firmamento de Cuba y la comparó con la Torre de Pisa por su fortaleza y perseverancia.

A criterio del académico, el premio otorgado reconoce cómo de las ruinas puede salir la belleza.

El jurado, integrado por Alonso, Eduardo Heras León, Miguel Barnet, Roberto Chorens y Carlos Alberto Cremata, distinguió a Leal por su importante obra como historiador, el ingente esfuerzo que ha realizado por la restauración de La Habana Vieja y sus méritos como educador y comunicador social.

También tuvo en cuenta los profundos vínculos del profesional con el teatro, reabierto el 1 de enero de 2016, tras una reparación capital.

La gala realizada por el BNC en esa fecha para la reapertura, en presencia del presidente de Cuba, Raúl Castro, quedó inscrita en el Libro de Honor de la institución, así como la temporada fundacional de la compañía Acosta Danza, y la exposición Plus, de varios artistas plásticos del país.

A los sucesos citados se añaden el estreno en Cuba de la ópera Tannhauser, de Richard Wagner, por el Teatro Lírico; el concierto Green, del contratenor Philippe Jarowsky y el pianista Jerome Ducros, y la compañía Danza Contemporánea de Cuba, por el alto nivel técnico y artístico de sus temporadas.

Galas culturales, presentaciones de libros, exposiciones de artes plásticas y el XXV Festival Internacional de Ballet de La Habana pasaron a formar parte del registro de honor del Gran Teatro.

El BNC encantó una vez más con Cascanueces, amén de algunos descuidos interpretativos y notable falta de ensayo del cuerpo de baile del primer acto.

Chanel Cabrera como la niña Clarita, Daniel Rittoles como el Rey de los Ratones, Grettel Morejón como la Reina de las Nieves y Viengsay Valdés, junto a Patricio Revé, como el Hada Garapiñada y su Caballero, fueron de lo mejor del espectáculo.

Viengsay Valdés es una bailarina excepcional, de las que siempre sale a escena dispuesta a entregar lo necesario y más.

La joven Claudia García merece mención aparte por la calidad técnica y la energía empleada para singularizar la interpretación de la Muñeca, del primer acto, y la solista del Vals de las flores, del segundo. Una artista que vale la pena mirar con perspectiva futura.

El BNC ofrecerá funciones de Cascanueces también los fines de semana de los días 7, 8, 14 y 15, 21 y 22 de enero, en el mismo escenario, dedicadas al líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro.

El Ballet Nacional de Cuba celebró el aniversario 58 del triunfo de la Revolución, con una puesta del clásico Cascanueces.El Ballet Nacional de Cuba, dirigido por Alicia Alonso, interpretó el clásico Cascanueces en honor al aniversario 58 del triunfo de la Revolución.El Ballet Nacional de Cuba con la directora de la compañía Alicia Alonso, durante la gala.Eusebio Leal, historiador de la ciudad, recibió de manos de Alicia, el Premio Anual del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.

Categoria: