Chilindrón de carnero

Por Lucía Arboláez

La receta que presentamos en esta ocasión es toda una delicia, sobre todo si se prepara adecuadamente: el chilindrón de carnero. Tiene un sabor intenso, una salsa deliciosa y la carne una textura que se desbarata con facilidad en la boca.

Es otra de las comidas más comunes que se preparan en Cuba y que suele pasarse de generación en generación, aunque cada uno le hace adaptaciones según su gusto. Esta versión es muy tradicional.

Ingredientes:

2 libras de carnero

5 dientes de ajo

1 limón

¼ taza de vinagre

½ cucharadita de pimienta

½ cucharadita de comino

½ cucharadita de orégano

2 cebollas

1 taza de vino seco

1 ramita de perejil

¾ taza de puré de tomate

1 ají grande

1 hoja de laurel

Aceite de girasol u otro aceite vegetal

Sal al gusto

Preparación:

Deshuese la carne, quítele todo el pellejo y córtela en pequeños trozos.

Lávela bien y adóbela con el aliño hecho a base de 3 dientes de ajo machacado, el comino, la pimienta, el orégano, el limón, el vinagre y la sal. Déjela reposar cerca de una hora.

Pasado este tiempo, en una sartén, con solo apenas un chorrito de aceite caliente, sofría la carne por todos lados, solo para sellarla, pues se debe dejar jugosa por dentro. Reserve el aliño para utilizarlo más adelante.

Cuando toda la carne esté sofrita, viértala en una olla de presión; mientras tanto, en la sartén, prepare la salsa (no es necesario utilizar más aceite, pero, si lo desea, puede añadir solo un poquito para que no quede demasiado grasienta)con los 2 dientes de ajo restantes, las cebollas, el ají, el perejil y el laurel; luego eche el puré de tomate y el vino seco. Déjela cocer un minuto más a fuego medio. Añádala a la olla de presión —donde está la carne—, revuelva para lograr que se mezclen bien y tape. Cocine durante 20 a 25 minutos, en dependencia de la olla.

Sirva el chilindrón caliente, como plato principal. Acompáñelo con arroz blanco, viandas y ensalada.

Categoria: