Comunicado de la Asociación “Máximo Gómez” de Cubanos Residentes en República Dominicana.

La Asociación “Máximo Gómez” de Cubanos en República Dominicana recuerda en este 13 de agosto al líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, en su cumpleaños 94.

Y en las condiciones que marcan estos días por la incertidumbre provocada por la COVID-19, resulta imposible dejar de pensar en su presencia, activa en cada una de las batallas que la patria cubana lleva a cabo; porque indudablemente, en las muchas obras de los contingentes internacionalistas de médicos que curan enfermos y salvan niños recién nacidos que parecía no iban a sobrevivir, está la obra de Fidel, y las enseñanzas que prevalecerán a través de los siglos.

En Cuba, nuestros compatriotas recuerdan la fecha con múltiples actividades culturales,  y  en medio de las intensas medidas de protección y  tantas otras asumidas por la dirección del país,  en una batalla crucial “por la vida, por la salud y por enfrentar la situación económica en medio de la pandemia que azota al mundo”, se recuerda la creación de la Escuela Latinoamérica de Medicina (ELAM), aquel 1 de marzo de 1999, por iniciativa del líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro; centro que ha sido considerado el mayor en el mundo en estudios de medicina, donde miles de hombres y mujeres de 110 naciones, de América Latina y el Caribe, así como de África y Asia e incluso de Estados Unidos, se han formado como profesionales.

En esta y muchas obras más, recordamos a Fidel, y nos sentimos orgullosos de esas enseñanzas que hicieron de una tierra con pocos recursos, un bloque ineludible de capital humano y voluntad política necesaria para ayudar a otros pueblos.

Nos unimos a quienes en la Isla Grande y en el mundo entero rinden tributo al artífice de tantos proyectos que acompañan hoy la historia patria. Los agradecidos siempre acompañarán el recuerdo de quien dejó un legado que trasciende a su época y quien aseguró un 13 de agosto de 2015, en su artículo titulado La realidad y los sueños que “La igualdad de todos los ciudadanos a la salud, la educación, el trabajo, la alimentación, la seguridad, la cultura, la ciencia, y al bienestar, es decir, los mismos derechos que proclamamos cuando iniciamos nuestra lucha, más los que emanen de nuestros sueños de justicia e igualdad para los habitantes de nuestro mundo, es lo que deseo a todos; los que por comulgar en todo o en parte con las mismas ideas, o muy superiores pero en la misma dirección”.

Categoria: