Comunicado de la Asociación Martiana de Cubanos Residentes en Guatemala en rechazo a la nueva política contra Cuba del Presidente Trump

Guatemala,20 de junio de 2017 La Asociación de Cubanos Residentes en Guatemala se une a las muestras de rechazo que se ha generado en todas partes del mundo, a partir de las declaraciones del Sr. Donald Trump, presidente de los Estados Unidos de América, en el entendido de que sus palabras implican un retroceso en las relaciones entre Washington y La Habana. La Asociación Cubana rechaza enérgicamente el discurso pronunciado por Trump en Miami, donde anunció la derogación de la Directiva Presidencial de Política sobre la 'Normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba', emitida por Barak Obama el 14 de octubre de 2016. Una vez más la prepotencia de una administración estadounidense se alimenta de los insultos, la histeria y el fracaso para arrojar atrocidades sobre nuestra Patria, nación digna y soberana que defiende su derecho a la autodeterminación e independencia, algo que reconocía dicha Directiva. Nuestra Asociación también recuerda que el 65% del pueblo estadounidense y de la emigración cubana en los Estados Unidos, mira con buenos ojos las relaciones bilaterales entre nuestros países, por considerarlas beneficiosas para ambas naciones. En este sentido, denunciamos “el entreguismo de mercenarios cubanos al servicio de los intereses de EE.UU.” y condenamos la actitud de grupos extremistas radicados en Miami que actúan y promueven la vulneración de los derechos de los pueblos cubano y estadounidense, mediante métodos coercitivos del pasado, entre ellos, el recrudecimiento del bloqueo económico, financiero y comercial vigente desde 1962. La Asociación de Cubanos Residentes en Guatemala, ratifica su adhesión a la Declaración del Gobierno Revolucionario al sostener: “Los cambios que sean necesarios en Cuba, como los realizados desde 1959 y los que estamos acometiendo ahora como parte del proceso de actualización de nuestro modelo económico y social, los seguirá decidiendo soberanamente el pueblo cubano”. Manteniendo su legado y recordando las palabras de nuestro Apóstol de la Independencia José Martí, manifestamos: “Yo quiero cuando me muera, sin patria, pero sin amo, tener en mi tumba un ramo de flores y una bandera”. Nuestra bandera no dejará de ondear con plena libertad y seguiremos luchando por ella hasta el fin de nuestras vidas si fuera necesario. Eduardo Gallo AcostaPresidente Asociación Martiana de Cubanos Residentes en Guatemala

Categoria: