Cuba

Estándares de la televisión digital en Cuba
Por Isaura Diez Millán
La televisión digital alude al conjunto de tecnologías de transmisión y recepción de imagen y sonido a través de señales digitales. En contraste con la tradicional, que codifica los datos de manera analógica, la televisión digital envía sus señales de forma binaria.
Durante la última década, el continente americano ha incursionado en la transición a esta tecnología. Cuba no es la excepción.
Un equipo de especialistas de la Isla realiza en esta capital pruebas de transmisión digital para ocho canales de televisión y seis emisoras de radio, con resultados satisfactorios.
El Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) produce de forma digital cuatro de esos canales: uno musical, otro informativo, el infantil y Multivisión, este último de alcance nacional.
En declaraciones a Prensa Latina, Eusebio Garnier, director técnico en la mencionada institución, refirió que en La Habana se encuentran cinco puntos transmisores para llevar a cabo el experimento.
De igual forma, asegura que se donaron a familias e instituciones de la capital 45 mil cajas decodificadoras, que posibilitan probar los niveles de recepción.
"En nuestro país decidimos trabajar con la norma china DTMB, por lo tanto los dispositivos empleados en las casas para recibir la señal deben cumplir con estas características", aseguró el experto.
Por su parte, Juan Carlos González, técnico principal de la implementación de la televisión digital, afirmó que entre las ventajas de esta tecnología se encuentra los valores agregados al que puede acceder el receptor.
"El público tendrá un menú interactivo que le ofrecerá noticias, el estado del tiempo, guías de la programación y acceso a una selección de documentos de la enciclopedia colaborativa cubana Ecured", aseguró.
Los especialistas consideran que este experimento puede abarcar otros lugares del país hacia finales del año.
Por tal motivo, comenzaron a cambiar la infraestructura de los telecentros en las provincias de Artemisa, Mayabeque, Villa Clara y Cienfuegos, así como en el municipio especial Isla de la Juventud.
"En estas regiones se transmite de forma analógica, pero la programación se produce de manera digital, lo cual es el primer paso para cambiar completamente la tecnología", agregó Garnier.
Un ejemplo de lo alcanzado en este tema, es el canal de alcance nacional Multivisión, el cual se produce siguiendo el patrón mencionado con anterioridad.
Para evaluar la calidad de la señal, así como el impacto en la población de la capital, las personas que recibieron los decodificadores firmaron un contrato que les compromete a ofrecer información sobre el producto.
Eusebio Garnier comentó que existen varios mecanismos para recoger las opiniones: “Habilitamos un teléfono para recibir criterios, realizamos censos entre los receptores y brindamos un servicio técnico gratuito, ante cualquier problema con el dispositivo.”
Sobre la producción de los tres nuevos canales, Maleidis Fundora, responsable principal de estas señales, explicó que el canal infantil se transmite de nueve de la mañana a cuatro de la tarde, cuando comienza la programación del canal provincial de la capital.
“Por otro lado, la señal musical llega al público todos los días de ocho de la mañana a 12 de la noche, mientras que el informativo reproduce el canal Cubavisión Internacional las 24 horas”, aseguró la especialista.
Las empresas cubanas Radio Cuba y Copextel se encargan de colocar los trasmisores en los diferentes puntos de la Isla y ofrecer servicio técnico para las cajas decodificadoras.
De igual forma, la emisora Radio Reloj recoge todas las informaciones provenientes de las diferentes instituciones que colaboran con la prueba.
Según los partícipes del proyecto, el experimento tiene resultados satisfactorios, pero hasta diciembre no ofrecerán una evaluación concluyente sobre la etapa de prueba iniciada el pasado abril.
Entre las principales dificultades presentadas, Garnier menciona las malas condiciones de antenas o cables de las viviendas, que impiden una correcta recepción de la señal.
“Sin embargo, de forma general el público está satisfecho porque hemos logrado eliminar los ruidos que en la imagen provoca la atmósfera durante la transmisión analógica”, afirmó el experto.
Sobre Cubavisión y Telerebelde, canales principales de televisión en la Isla, comentó que el cambio de infraestructura para producir digitalmente será un proceso paulatino de 10 años que involucra nuevas cámaras, estudios de grabación y edición, entre otros factores.
“No contamos con los recursos suficientes para dar el gran salto, sin embargo ya tenemos un estudio de televisión de alta definición, desde donde trasmitimos algunos programas”, refirió Garnier.
El director técnico comentó que lo fundamental para el proyecto es concluir con éxito esta etapa y después de cinco años de explotación, podría pensarse en un apagón analógico de una zona del país.

Categoria: