Cuba en imágenes

Cienfuegos: recuerdos de una ciudadPor Lucía ArboláezUn conocido y ameno escritor dominicano escribió en una ocasión que las ciudades son como seres humanos, tienen la configuración de quienes las habitan y que el visitante siente el corazón cuando lo encuentra, el ritmo, si es que se mueve, el sabor, la picardía, el misterio que destilan sus calles y sus rincones y eso me pasó con la bien llamada Perla del Sur.Fundada el 22 de abril de 1819 por un grupo de colonos franceses procedentes de Luisiana y Burdeos, se llamó en un principio Colonia Fernandina de Jagua; pero más tarde se le cambió por el de Cienfuegos en honor del entonces Capitán General de la Isla de Cuba, don José Cienfuegos y Jovellanos, quien autorizó la fundación de la ciudad.La Perla del Sur ocupa un área de 1 550 kilómetros cuadrados y tiene una población de alrededor de 116 000 habitantes, según el censo de 1990. Sus tradicionales barrios fueron: Aduana, Arimao, Barajagua, Caimanera, Calecito, Castillo de Jagua, Cayo Carenas, Caunao, Cumanayagua, Charcas, El Junco, Gavilán, Guanaroca, Guaos, Guasimal, La Gloria, La Sierra, Mercado, O’Bourke, Ojo de Agua, Paradero, Paraíso, Pueblo Nuevo, Punta Gorda, Ramírez y Soto.Considerada la ciudad de trazado urbanístico más equilibrado y armonioso del país, su Centro Histórico fue proclamado, en el año 2005, Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.Recientemente estuve en ella, luego de una ausencia de casi 10 años y, no obstante el tiempo transcurrido desde mi marcha para la capital, más de 50 años atrás, no se han borrado los recuerdos de mi infancia, adolescencia y juventud. Esta vez mi estancia fue por pocas horas, unas 10 o 12, pero al caminar por sus limpias calles y avenidas, volvieron los recuerdos y el sentir de agradables impresiones.Pese a la idea nada brillante de hace algunos años, de cambiar los nombres de sus calles por números, aún hoy casi siempre los habitantes de más edad recuerdan esos nombres. Algunos eran de santos como San Fernando, San Carlos, Santa Clara, Santa Isabel, San Luis, Santa Cruz, Santa Elena. Otras realzaban a los fundadores o figuras destacadas de la ciudad: D'Clouet, Horruitiner, Bouyon, Gacel, Dorticós, Zaldo, Arango, Casales, Argüelles. El largo Paseo del Prado ostentaba el de Avenida de la Independencia, mientras que el Parque Central honraba la memoria de nuestro Apóstol José Martí o simplemente Concordia, La Mar, Perseverancia, Castillo y muchos otros que se me van de la mente. Situada a 250 kilómetros al sudeste de La Habana, tiene imponentes construcciones que predominan en el Centro Histórico, los amplios portales que rodean todo el parque José Martí, donde se hallan la Catedral de Nuestra Señora de la Purísima Concepción, el Teatro Tomás Terry, el Colegio de San Lorenzo, entre otros históricos edificios.Más allá de estas edificaciones, está el Paseo del Prado, principal arteria cienfueguera, y un poco más allá la bahía y la presencia de las aguas casi siempre tranquilas del mar del sur de Cuba. No es por gusto que los cienfuegueros, vivan o no en esa linda ciudad del mar, están orgullosos de haber nacido en ella y por muy lejos que se encuentren siempre hay una evocación, una añoranza, por los años pasados y por el deseo de visitarla más de una vez.

Categoria: