Cuba, por el fomento de una cultura del envejecimiento

Por Reina Magdariaga Larduet

Fotos: Manuel Muñoa y Vladimir Molina

Son variadas -como matices tiene la vida- las acciones por lograr hoy la consolidación de una cultura del envejecimiento en Cuba, uno de los países con mayor senectud en la región caribeña.

Semejante panorama se pudo constatar en La Habana durante el IX Congreso Nacional de Gerontología y Geriatría Gerontoger 2016,  al que asistieron delegados e invitados de 10 países.

La ocasión fue propicia para que representantes de España, Argentina, Uruguay, México, Colombia, Canadá, Austria, Estados Unidos y Chile conocieran sobre los pasos dados en la nación anfitriona que, según los expertos, será en unas décadas la más envejecida de toda América.

A propósito, temas como los servicios de cuidado del adulto mayor la incidencia de las tecnologías de la información y las comunicaciones en su bienestar; y la cátedra del adulto mayor se analizaron en  las sesiones científicas distribuidas mediante conferencias magistrales, simposios, paneles y posters electrónicos.

UNA REFLEXIÓN

No es secreto para nadie el aumento de la esperanza de vida en muchas regiones del mundo, lo que representa una trascendental transformación demográfica. Para que se tenga una idea, según los pronósticos, en 2050 el número de personas de más de 60 años aumentará de 600 millones a más de 2000 millones.

Asimismo, esa progresión tendrá un comportamiento ascendente en  las naciones en desarrollo, donde ese segmento poblacional se multiplicará por cuatro dentro de tres o cuatro décadas. De ahí que constituye un desafío aumentar las oportunidades de los adultos mayores, aprovechando al máximo sus capacidades para que sean socialmente útiles. Sin embargo, podrían tropezar con impedimentos para poder participar en la vida económica, política, social y cultural de sus respectivos países.

REALIDAD CUBANA

Como parte de la agenda del evento, se celebró el simposio Por una cultura del envejecimiento, con la presencia de prestigiosos especialistas en el habanero Palacio de Convenciones.

En esa ocasión, el jefe del Grupo Nacional de Atención al Adulto Mayor del ministerio de Salud Pública, Alberto Fernández, señaló que el sistema sanitario de la Isla no se confeccionó teniendo en cuenta el envejecimiento poblacional. Por eso, constituye un reto prepararse para esa realidad, apuntó.

Según Fernández, en 1982, cuando se celebró la Asamblea Mundial del Envejecimiento en Viena, Cuba ya contaba con un Plan Nacional de Atención al Anciano. Dos años después, con el arribo del Plan del Médico y la Enfermera de la Familia mejoró notablemente su atención y -como consolidación de ese logro- en 1996 surgió el primer Programa Nacional de Atención Integral al Adulto Mayor.

Fernández destacó que  el Consejo de Ministros aprobó en octubre de 2014  una política para enfrentar los elevados niveles de envejecimiento y la baja natalidad de la población cubana. En tal sentido,  en los más de 10700 consultorios del médico y la enfermera de la familia, y en 812 grupos básicos de trabajo se realiza el examen periódico de salud a esa población. De tal manera, los adultos mayores son atendidos en todos los servicios de los 451 policlínicos con que cuenta el  país.

Esa realidad fue aplaudida durante Gerontoger 2016 por la experta en envejecimiento de la división de población de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Sandra Huenchuan. “Cuba ofrece la posibilidad a ese segmento de seguir participando activamente en el desarrollo de la sociedad”, aseveró Huenchuan.

Al decir del presidente del comité organizador del IX Congreso Nacional de Gerontología y Geriatría, Humberto Arencibia, el mundo está envejeciendo y cada vez son más claras las implicaciones que tendrán esos cambios demográficos en la dinámica de los países, así como la importancia de su atención. Por eso, aplaudió las alianzas que durante la cita se hicieron con varios países, las que permitirán estrechar lazos de colaboración para impulsar el área de la investigación y formación de recursos humanos con España, México y universidades estadounidenses de California del Sur.

El doctor Alberto Fernández señaló el reto que supone para Cuba el envejecimiento poblacionalLa práctica de ejercicios en los Círculos de Abuelos, contribuye al bienestar de ese grupo etarioLa atención médica está garantizada para el adulto mayorLa longevidad no es sinónimo de inactividad o discapacidadNumerosas especialistas participaron en Gerontoger 2016

Categoria: