Cuba prepara salto largo en estudios de nanociencias

Nanotecnología

Por Alfredo Boada Mola

En Cuba las nanociencias podrían convertirse en un futuro no muy lejano en uno de los ejes estratégicos para el desarrollo del país, junto a los demás polos científicos creados a lo largo de toda la nación.

El desarrollo futuro de las nanociencias en nuestro país, en especial sus aplicaciones a las ciencias de la vida, tienen un importante basamento en el nuevo Centro de Estudios Avanzados de Cuba (CEAC), actualmente en fase de preparación y puesta en marcha para el año próximo 2016, en un sitio ubicado en la región de Valle Grande, en el suroeste de La Habana.

Ariel Felipe, coordinador de programa de la oficina del asesor científico del Consejo de Estado, dijo a Correo de Cuba que entre las prioridades en el desarrollo de esta rama de las están la nanobiotecnología y toda el área de la medicina, desde medicamentos y regeneración de tejidos hasta dispositivos sensores de enfermedades.

Las fortalezas cubanas en ese sentido, acotó, son la existencia de una fuerte industria biotecnológica que respalda el futuro avance en esa dirección.
Las nanotecnologías, dijo, son para producir lo mismo medicamentos que pinturas anticorrosivos, que un material superduro para el espacio, y en una segunda fase de desarrollo en el país de este sector de las ciencias, podrían estar la solución de problemas de energía renovable, como la que se ocupa hoy de tratar de lograr que las celdas solares aumenten su eficiencia y sean menos costosas para producir energía eléctrica, comentó.

O para salvar problemas medioambientales y de contaminación, y la obtención de agua potable a partir de agua salada, direcciones que aún no podemos alcanzar con los recursos actuales, pero que a la larga están en los documentos fundacionales del CEAC, donde se asume con interés la protección del medioambiente y el uso de las energías procedentes de fuentes renovables.

Así, mediante el Centro de Estudios Avanzados de Cuba, que está concebido como una entidad de carácter multidisciplinario para el desarrollo de las nanociencias, los cubanos buscan impulsar su presencia en el rápido auge de las nanotecnologías y los mercados bionanotecnológicos.

De acuerdo con los expertos, mediante este novedoso proyecto se trata de asimilar, generar y transferir nuevos conocimientos y tecnologías del estado del arte para contribuir al progreso científico del país.

En la Isla se tiene la visión de convertir este nuevo centro en una institución científica de nivel internacional, con impactos tangibles en el desarrollo nacional y también de la región.

Otro de los propósitos es proporcionar a los científicos e ingenieros cubanos las herramientas para construir dispositivos en miniatura, que podrían revolucionar el cuidado de la salud, así como los sectores dedicados al mantenimiento ambiental y de la energía.

Comprendido en un espacio de 10,3 hectáreas, a unos tres kilómetros de la afamada Universidad de las Ciencias Informáticas, la nueva institución la integran un grupo de laboratorios para el estudio de la nanoquímica y la nanobiología.

También, para la modelación y simulación computacional, que permitirán actividades de caracterización nanoanalítica y sistemas biológicos moleculares, así como la manipulación y estudio de material biológico a escala nanométrica.

Según sus directivos, las instalaciones creadas estarán abiertas a la investigación nacional e internacional, además de actuar como campo de entrenamiento para la próxima generación de investigadores que deben estudiar la micro y nanofabricación avanzada.

Ello facilitará la formación de recursos humanos en Latinoamérica, brindando una posibilidad real de integración en función de intereses comunes.
El CEAC también albergará laboratorios para nanocaracterización, nanoingeniería, estandarización, energía y medioambiente, con las condiciones necesarias que permitan las aplicaciones de nanotecnologías.

Igualmente, la obtención de nanoestructuras, visualización a escala nanométrica y análisis de alta resolución de compuestos y estructuras.
Del mismo modo, el desarrollo de herramientas y dispositivos más eficaces para la liberación controlada de medicamentos, el diagnóstico de enfermedades y el control ambiental, así como para el perfeccionamiento de nuevos dispositivos de producción y almacenamiento de energía.

Acoge Cuba V Seminario Internacional de Nanotecnología

Concebido como espacio de debate académico y fórum de intercambio científico, el V Seminario Internacional de Nanociencias y Nanotecnología se realizó en el Palacio de Convenciones de La Habana.

El doctor honoris causa en Ciencias Física-Nuclear y asesor científico del Consejo de Estado de la República de Cuba, Fidel Castro Díaz-Balart, declaró que se espera una asistencia mayor a la de la edición anterior —realizada en 2012—, cuando participaron más de 300 especialistas de 22 países.

En esta primera jornada de trabajo se realizarán cursos pre-congreso entre los que destaca Introducción a los Métodos Avanzados de Sonda para la Biología y la Medicina, a cargo del profesor Ricardo García, de España.

Como parte de esas actividades también se debatirá sobre nanoscopía, nanopartículas Magnéticas aplicadas a la medicina y nanoseguridad.
La nanotecnología está dedicada al estudio, el diseño, la manipulación y aplicación de la materia a escala atómica, molecular y supramolecular.

Los científicos la utilizan para crear materiales, aparatos y sistemas novedosos y poco costosos con propiedades únicas; es un campo de las ciencias que promete soluciones vanguardistas y más eficientes para los problemas ambientales, así como muchos otros desafíos enfrentados por la humanidad.

En el evento de La Habana, que se extenderá hasta el próximo 18 de septiembre, se discutirá sobre las características y principales tendencias de esas temáticas en el mundo contemporáneo. Organizado por el Centro de Estudios Avanzados de Cuba (CEAC) y el Consejo de Estado de la República de Cuba, este quinto seminario ha sido diseñado para los profesionales dedicados a la investigación, el desarrollo, la innovación y la docencia.

También, para los involucrados en política científica, gestión de la ciencia y aplicaciones industriales, así como para los representantes de instituciones y otros interesados que trabajan en los campos de las nanociencias y las nanotecnologías.

Sobre el rol e impacto de las aplicaciones de ambas disciplinas en las transformaciones económicas y sociales de Cuba, Castro Díaz-Balart señaló que el CEAC será uno de los ejes estratégicos de su desarrollo.

El Primer Seminario Internacional sobre nanociencias y nanotecnologías se desarrolló en La Habana en el año 2007.
 

NanotecnologíaEl doctor Fidel Castro Díaz Balart expresó que este evento ha logrado que en cada edición asistan más especialistas y jóvenes investigadores de distintos paísesAsisten al Seminario destacados expertos de distintos países, tales como el invitado de honor profesor Nadrian Seeman, del Departamento de Química de la Universidad de Nueva York, y el profesor Mihail Roco, del Comité científico asesor internacionalParticipan 150 delegados nacionales y 18 son los especialistas de universidades cubanas que integran el Comité científico de expertos

Categoria: