Cuba-Rusia: nueva cualidad en la colaboración

Por Jorge Petinaud Martínez

La nueva cualidad que caracteriza la colaboración económico-comercial entre Cuba y Rusia se evidenció en el Primer Taller de Intercambio Científico-Técnico, recién clausurado en el hotel Presidente, en La Habana.

Sin mencionar ofertas tradicionales de la Isla como azúcar, café, tabaco y ron, el encuentro culminó con la firma de un protocolo que identifica cinco esferas principales de trabajo y con la convocatoria a un concurso de proyectos de investigaciones científicas conjuntas.

Las especialidades incluidas son astronomía y cosmos, medicina, agricultura, utilización de los recursos naturales, energía nuclear y nanotecnología, sectores en los que ya existen varias iniciativas con un alto nivel de concreción, e instituciones interesadas en participar, según se informó.

El viceministro de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) de Cuba, Danilo Alonso, firmante en representación de Cuba, aseguró que el texto constituye el primer paso de una cooperación más relevante y fructífera, tanto para La Habana como para Moscú.

Pensamos que se podrá avanzar especialmente en las líneas de trabajo definidas en estos debates, a lo cual se suma el acuerdo del Centro de Estudios Ambientales de la provincia cubana de Cienfuegos (CEAC) y el de Investigaciones de Materiales para la Aviación de Rusia, rubricado en julio de 2015 en Moscú y ya en fase de implementación, agregó.

Ese entendimiento regula el estudio de materiales de interés para la aviación de Rusia en condiciones tropicales, tarea que cumplirá el CEAC.

Otro compromiso bilateral rubricado con anterioridad establece la colaboración entre las empresas Heber Biotec, de Cuba, y la rusa Pharmaco, el cual constituye un paso para el ingreso de productos farmacéuticos cubanos al mercado del estado eurasiático, en particular del medicamento Heberprot-P, único en el mundo para el tratamiento del pie diabético, comercializado en más de 20 naciones.

Cifras calificadas de conservadoras en un estudio de Heber Biotec indican que el producto creado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana podría evitar anualmente unas 30 000 amputaciones en el país más extenso del planeta, lo cual mejoraría la calidad de vida de los pacientes.

Al intervenir en la primera jornada del taller, la ministra del CITMA, Elba Rosa Pérez, resaltó la participación de expertos y directivos pertenecientes a varios ministerios de la Isla, presencia que agradeció.

Estos especialistas no solo tienen que ver con el recientemente constituido Grupo de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de la Comisión Intergubernamental Cuba-Rusia, sino también con las prioridades definidas por nuestro Gobierno en esta esfera para impulsar el desarrollo económico y social del país, concluyó.

Tras firmar por la parte rusa, el director de Ciencia y Tecnología del Ministerio a cargo de esta esfera, Serguéi Salikhov, calificó este acontecimiento de victoria del recientemente constituido Grupo de la Comisión Mixta para la Colaboración Económica.

En apenas 48 horas se trabajó duro y se logró un buen documento, dijo, y exhortó a continuar para llevar las investigaciones a resultados concretos, sin esperar a la celebración de un segundo Taller.

Salikhov expresó optimismo porque ya existen proyectos diseñados sobre bases sólidas, y recomendó trabajar en experimentos que conduzcan a resultados de beneficio mutuo y patentes conjuntas.

Durante el encuentro se insistió en que el financiamiento de las investigaciones se llevará a cabo según las prioridades definidas y sobre la base de la paridad.

Los 55 delegados al foro concordaron en que los principios anteriores no excluyen respaldar iniciativas innovadoras que demuestren la factibilidad de ser rápidamente comercializables.

Por el monto total de la colaboración económico-comercial con Cuba, Rusia se convirtió en el quinquenio 2010-2015 en su tercer socio, por detrás de Venezuela y China y por delante de España. 

La Ministra del Citma destacó la importancia de este intercambio en la actualización del modelo económico de la Isla. Danilo Alonso (derecha) y Serguéi Salikhov firmaron un protocolo para la investigación conjunta.Participantes en el Primer Taller de Intercambio Científico-Técnico Cuba-Rusia, en la esfera económico-comercial.Se prevé el ingreso al mercado ruso del medicamento cubano Heberprot-P, único en el mundo para el tratamiento del pie diabético.Científicos cubanos estudiarán los materiales de interés para la aviación de Rusia en condiciones tropicales.

Categoria: