Cuba y Estados Unidos, juntos en favor del bienestar de la mujer

Por Nicholas Valdés

A inicios de este mes Cuba acogió el XVI Congreso Nacional de la Sociedad Cubana de Ginecología y Obstetricia (SCOG) con la particularidad de contar con una alta participación internacional, principalmente de Estados Unidos.

En el marco del evento que se desarrolló en el capitalino Palacio de Convenciones, entre los días 4 y 7 de octubre, se realizó el primer encuentro entre la SCOG y especialistas del prestigioso Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG).

La doctora Lisa Flowers, integrante de la delegación estadounidense, reconoció la calidad del sistema de Salud de Cuba y la importancia de establecer intercambios permanentes entre los dos países.

Por ejemplo, sabemos que el programa cubano para tratar el cáncer de cuello uterino es muy bueno y con resultados palpables, pues presenta una baja tasa de casos en comparación con nosotros, declaró Flowers a Correo de Cuba durante la clausura del congreso.

La presidenta del Comité Internacional de Educación y Desarrollo Humano de la junta directiva de la Sociedad Americana de Colposcopia y Patología Cervical resaltó lo provechoso  del intercambio.

Estamos encantados por el tratamiento que hemos recibido; sabíamos que la población cubana está muy informada y por supuesto que conocemos la calidad de su sistema médico, pero palparlo en carne propia es una experiencia única, comentó.

Los doctores cubanos brindan sus servicios en todo el mundo como médicos y profesores; por tanto, era importante para nosotros visitar el país e intercambiar con sus profesionales sobre las formas de reducir la incidencia de cáncer de cuello uterino, o cualquier afectación causada por el virus de papiloma humano, añadió.

La también profesora de la Universidad de Emory, en Atlanta, Georgia, subrayó que este encuentro causará impacto internacional porque la escuela cubana de medicina enseña a personas de todas partes del mundo, incluido norteamericanos.

Queremos que este sea solo el primer paso, tener más conversaciones, concretar la realización de estudios conjuntos para prevenir el cáncer, realizar talleres de frecuencia quincenal y potenciar el uso de la vacuna en diferentes sectores de la población femenina del país, adelantó Flowers.

La delegación de la ACOG, reconocida a nivel mundial, estuvo encabezada por su actual presidente, Thomas Gellhaus.

A la cita de La Habana también llegó una representación de la Sociedad Americana de Perinatología, así como una delegación de España, encabezada por el vicerrector de la Universidad de Barcelona.

Además de la importante presencia norteamericana y española, asistieron delegados y ponentes de Alemania, Portugal, Australia, Vietnam y casi la totalidad de las naciones de América Latina.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas y el Centro Latinoamericano de Perinatología apareció igualmente entre los acreditados.

Sobre la particularidad, el presidente de la SCOG, Evelio Cabezas, señaló que el XVI Congreso fue una oportunidad única de superación para los profesionales cubanos debido a la alta participación de reconocidos especialistas internacionales, algo inusual en un evento de carácter nacional.

Por su parte, la doctora Blanca Rosa Manzano, miembro del comité de honor del cónclave, aseguró que se trata de un logro del sistema cubano de Salud porque los participantes extranjeros no llegan a Cuba únicamente a brindar sus conocimientos, sino también a nutrirse de las experiencias nacionales muy reconocidas, como el Programa materno-infantil.

Como parte del XVI Congreso Nacional de la Sociedad Cubana de Ginecología y Obstetricia también se desarrollaron otros eventos paralelos como el IX Congreso de Perinatología, el VI Congreso de Climaterio y el V Congreso de Patología del Tracto.

Igualmente, tuvieron lugar 10 cursos pre-congreso, entre los que sobresalieron los dedicados a las mujeres de la tercera edad, la oncología ginecológica y la infertilidad.

El doctor Jorge Peláez Mendoza, presidente del Comité Científico de la cita durante su intervención.El Congreso tuvo la particularidad de contar con una alta participación internacional, principalmente de Estados Unidos.El Congreso tuvo la particularidad de contar con una alta participación internacional, principalmente de Estados Unidos.El doctor Ramón Carreras, jefe de Servicio de Obstetricia y ginecología de la Universidad Autónoma de Barcelona, durante el Congreso.

Categoria: