Cubanos en UK demanda el fin de la guerra económica contra Cuba.

Fidel tenía razón cuando dijo el 16 de abril de 1961 ‘lo que no pueden perdonarnos los imperialistas, es que estemos aquí…¡y que hayamos hecho una Revolución Socialista en las propias narices de los Estados Unidos!… ’

Ese día Fidel hacía una declaración histórica: la del Carácter Socialista de la Revolución Cubana en un acto para honrar las víctimas ocasionadas por el bombardeo en varios aeropuertos de Cuba. Fidel también denunciaba la inminencia de una invasión, organizada por el gobierno de los Estados Unidos.

En la madrugada del 17 de abril de 1961 un grupo de paramilitares mercenarios entrenados y financiados por EE.UU, denominados Brigada de Asalto 2506,desembarcó por Playa Girón y por Playa Larga. En menos de 72 horas los mercenarios fueron derrotados de manera aplastante, convirtiéndose Girón en la primera gran derrota del imperialismo yanqui en América. EE.UU se vio obligado a negociar con Cuba la liberación de los prisioneros a cambio de indemnizaciones, medicinas y alimentos.

58 años después el 17 de abril de 2019, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU, John Bolton escogió la cede de la Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos, ‘el museo de la derrota’,  para anunciar las más severas sanciones de administración de Donald Trump contra Cuba desde 1962, cuando John F Kennedy firmó la Orden Ejecutiva Presidencial No. 3447 para la aplicación del bloqueo total al comercio con Cuba.

Bolton ha anunciado que el próximo 2 mayo se activará la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton. Diseñado para dañar la economía cubana y bloquear las inversiones extranjeras en la isla.

El Título III especifica que los ciudadanos estadounidenses, cubanos americanos y compañías norteamericanas podrán presentar demandas legales en cortes de EE.UU contra empresas cubanas o extranjeras se benefician de propiedades nacionalizadas tras el triunfo de la Revolución en enero de 1959.

El carácter extraterritorial del Título III viola las leyes internacionales y la soberanía de terceros países incluyendo la de sus propios aliados. China, Rusia, México, Canadá, y los países de la Unión Europea incluyendo Gran Bretaña ya han reaccionado al anuncio de la entrada en vigor de estas medidas.

En la carta con fecha del 10 de abril, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, piden al secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo mantener una "exención total" para empresas y ciudadanos de la UE y argumentan… "De lo contrario, la UE estará obligada a utilizar todos los medios a su alcance, incluso en cooperación con otros socios internacionales, para proteger sus intereses"

A pesar del aislamiento político de EE.UU en relación a Cuba, la administración Trump de manera prepotente pretende usar su poder económico y el sistema judicial para amedrentar terceros países y conseguir sus objetivos de política exterior hacia Cuba y derrocar la Revolución cubana.

EE.UU continúa amenazando con sanciones y multas de la OFAC a sectores financieros internacionales para evitar cualquier tipo de transacción o inversiones extranjeras en Cuba.

En estos momentos la cuenta de Cubanos en UK en el banco británico HSBC se encuentra bajo ‘revisión’. Pocos días después de que nuestra asociación hiciera una donación de £660 para los damnificados del tornado que azotó la Habana en enero de este año, recibimos una notificación de HSBC: ... no pueden utilizar productos o servicios de HSBC para actividades que involucren a Irán, Sudán, Corea del Norte, Siria, las Regiones de Crimea / Sebastopol o Cuba. Las guerras causan muertes y las sanciones también.

El bloqueo ha sido la alternativa de intervención militar de EE.UU hacia Cuba, una guerra silenciosa, que ha dejado un gigantesco costo humano y financiero. Cuba estima que los daños acumulados por el bloqueo norteamericano alcanzan la cifra de  933 mil 678 millones de dólares durante casi seis décadas de aplicación, castigando niños, jóvenes y ancianos. Es una política diseñada para “provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno [en Cuba]”. según un memorando de Lester Mallory secretario asistente de Estado en 1960.

El bloqueo califica como un acto de genocidio, según el artículo II de la Convención de Ginebra de 1948 para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio. Así también como un acto de guerra económica, de acuerdo con la Declaración Relativa al Derecho de la Guerra Marítima adoptada en 1909.

EE.UU. es el mayor exportador de armas del mundo, un mercado sin sanciones ni obstáculos para su comercialización, mientras los alimentos, medicinas y recursos básicos de primera necesidad en Cuba para beneficio de todo un pueblo continúan siendo blanco de EE.UU.

Cubanos en UK demanda a la administración de Trump a cambiar su política hacia Cuba y prestar atención a la comunidad internacional que cada año condena el Bloqueo con voto mayoritario en Naciones Unidas. Según encuestas, la mayoría de los norteamericanos están a favor del restablecimiento de relaciones con Cuba, incluyendo a la mayoría la comunidad cubana americana donde se concentra la mayor oposición a la Revolución.

Cubanos en UK rechaza de manera más contundente a la nueva escalada de sanciones de administración Trump en contra de Cuba, las cuales afectan a los cubanos que vivimos dentro y fuera de Cuba. Rechazamos todo intento de arrebatar al pueblo de Cuba lo que la Revolución nacionalizó para beneficio de todos.

Invitamos a todos las personas en el Reino Unido a oponerse también al Bloqueo de EE.UU hacia Cuba.

Tomado de Cubanos en UK

Categoria: