Declaración de Asociación "Máximo Gómez" de Cubanos en República Dominicana.

En este encuentro de cubanos residentes en República Dominicana, hay una realidad que cobra cuerpo en cada uno de nosotros, y es que Cuba nos duele… Porque la mayoría de quienes estamos aquí hoy hemos sufrido en carne propia junto a nuestros hijos, padres, hermanos, amigos, todos, lo que hoy se agudiza, que es el bloqueo, o cerco económico más extenso conocido en la historia.

Resulta imposible dejar de mencionar en este encuentro organizado por la Asociación Máximo Gómez, nuestros sentimientos de dolor y rechazo ante las dificultades y carencias que ha vivido y vive nuestro pueblo por casi 60 años, agudizadas ahora con las arbitrarias e inhumanas medidas de una Ley, la Helms-Burton, cuyas consecuencias no son solamente que escasee el pan, los huevos, el pollo y muchos alimentos más para nuestras familias allá; sino, además, que las medicinas dejen de elaborarse, porque las regulaciones que impone el bloqueo lo impiden, especialmente para tratamientos de cáncer y otras enfermedades.

En una de las calles habaneras se lee este mensaje: “12 horas de Bloqueo equivalen a toda la insulina anual necesaria para los 64 mil pacientes del país”. Otros datos ofrecidos por la FAO; o sea, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, revelan que una de cada nueve personas es afectada por el déficit de alimentos en los últimos cuatro años en Cuba.

Y no es que el mundo haya dejado de oponerse al bloqueo de Estados Unidos contra nuestro país, recordemos que el pasado año las votaciones en la ONU solo estuvieron en contra a Estados Unidos e Israel, con 189 países a favor nuestro.

Desde que Trump obtuvo el poder, han retrocedido las relaciones diplomáticas, con pérdidas económicas que superan los 4.321.200 millones de dólares para Cuba.

Sí, Cuba nos duele y ¿cómo no dolernos la noticia del pasado 5 de junio, cuando el último buque de la Carnival Corp., la mayor operadora mundial de cruceros, arribó por última vez al Morro de la bahía habanera, como consecuencia de la activación del Título III de la ley Helms-Burton, que entró en vigor desde el 2 de mayo?

Desde República Dominicana, la tierra natal del Generalísimo Máximo Gómez, nos unimos con todas nuestras fuerzas a la firmeza, unidad y lealtad de nuestro pueblo, y desde aquí sostenemos este vínculo mediante el cual hemos alzado y seguimos alzando nuestras voces para rechazar y condenar la escalada agresiva de los Estados Unidos contra nuestra tierra, condena que se escucha desde muchas partes del mundo, y hasta desde el mismo Washington, donde el Grupo de Trabajo sobre Cuba en el Congreso estadounidense defiende la importancia de mejorar las relaciones entre los dos países, y critica las nuevas restricciones impuestas a nuestra isla.

Queremos dejar aquí sentado que Cuba nos forjó con ese sentimiento solidario con el mundo, ¿cómo no tenerlo con la tierra de la que somos hijos? Dejamos entonces que sean ustedes quienes se expresen, y propongan todo cuanto entiendan que desde aquí podemos hacer, para brindar nuestro apoyo en este instante en que la Patria nos necesita.

Santo Domingo, 23 de junio de 2019.

Asociación "Máximo Gómez" de Cubanos en República Dominicana

Categoria: