Declaración de la Asociación de Cubanos Residentes en La Paz.

Nuevamente, es nuestro deber salir a la palestra y pronunciarnos. Hemos aguardado en la medida de lo posible, para conocer lo sucedido el pasado 30 de abril a la sede diplomática de Cuba en Washington.
Nuestro pedazo de suelo patrio ha sido mancillado por un individuo armado, y al parecer llevado por su insania, con un fusil de asalto.
No hubo pérdida de vidas, daños materiales sí. Nuestro Apóstol ha vuelto a recibir una bala, " de cara al sol".
Un ataque de éste calibre es impensable en Cuba. Lamentablemente, ello no sucede en suelo norteamericano.
Demandamos por tanto el cumplimiento de la Convención de Viena en lo referente a la seguridad de las sedes diplomáticas y a su personal. Exigir la información, la aclaración y la protección es imperante.
Estaremos atentos a la evolución de la situación con la esperanza de que sea la obra de un enajenado y no el resultado de actos perpetrados por enemigos declarados de Cuba y su pueblo.
La Paz, Mayo 01, 2020.

Categoria: