Declaración de la Coalición Alianza Martiana y FORNORM en oposición a ataque terrorista contra la Embajada de Cuba en Estados Unidos el pasado 30 de abril.

Mañana se cumple un mes del ataque terrorista a la Embajada de Cuba en Washington DC.  Mañana hace un mes que nuestra Embajada de Cuba sufrió un ataque a su bello edificio, donde afortunadamente no hubo pérdida de vidas, ni heridos entre las diez personas que se encontraban allí en ese momento.
Como declaró el Canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, en una rueda de prensa el pasado 13 de mayo, esta es una acción terrorista, al mismo tiempo que denunció los presuntos vínculos del atacante de origen cubano, con sectores de extrema derecha cubanoamericana.
Este hecho es uno más en la larga cadena de acciones violentas de estos grupos extremistas. Entre los años 60 y la década de los 80, atentados violentos contra misiones diplomáticas de Cuba en Estados Unidos y otros países les costaron la vida a once funcionarios diplomáticos cubanos.
La actual encargada de Negocios de la embajada de Estados Unidos en La Habana, Mara Tekach, expresó el día del incidente en su cuenta de Twitter que «Estados Unidos toma muy en serio sus responsabilidades con la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas e insiste en una investigación completa y profunda». El silencio absoluto por parte de los Estados Unidos demuestra todo lo contrario.
La actitud grosera y descortés, de ni siquiera comunicarse con la Embajada cubana en Washington y expresar rechazo y disposición a lanzar todo el peso de la ley contra el acto terrorista y cualquiera que se vinculase al mismo, ilustra la disposición de la administración Trump a llevar la hostilidad hacia Cuba al extremo, no importa cuán negativamente luzca de cara a la comunidad diplomática e internacional.
Vergonzosamente la única respuesta por parte del gobierno de Estados Unidos fue incluir a Cuba en la lista de países que no colaboran lo suficiente en la lucha contra el terrorismo, otra acción que además de no ajustarse a la verdad contribuye a deteriorar aún más las relaciones entre los dos países.
La coalición Alianza Martiana y la Fundación por la Normalización de las Relaciones Estados Unidos y Cuba (FORNORM) condenan enérgicamente la falta de respuesta al ataque a nuestra Embajada de Cuba en Washington y exige una investigación completa y el encauzamiento de todos aquellos individuos involucrados en este acto terrorista.  El silencio en estos casos implica complicidad.

Categoria: