Declaración del Primer Ministro sobre la muerte de Arianna Duharte Taylor, presidenta de la Asociación de Cubanos Residentes en San Vicente y las Granadinas.

“Pienso en los padres cubanos, la familia de la enfermera que murió, era un ser humano maravilloso, La conozco muy bien y lo sentí profundamente y fue doloroso.

La vi el viernes 24 en la embajada cubana en una actividad para celebrar el 61º aniversario de la Revolución Cubana en la residencia del embajador. Era una verdadera patriota cubana y patriota vicentina, que se hizo ciudadana por matrimonio.

También la familia me daba consejos y uno de sus hijos, el segundo chico su segundo nombre es como el mío.

Después de que su marido se casara con ella en Cuba, porque fue una de las primeras enfermeras que vino a St. Vincent entre 2001-2003 y ella tuvo una relación con el hombre que se convirtió en su marido. Se casaron en 2004 en Cuba y después de 2 años de servicios sociales, o deber como lo llaman los cubanos para ser un profesional altamente capacitado tienes que trabajar en Cuba por un cierto número de años, no le dieron permiso para regresar a San Vicente, tuve que escribirle a Fidel y plantear el asunto personalmente con él y así fue como se modificó esa restricción en particular. Te digo cómo me siento por toda esta situación.

También tiene una hermana aquí, que es médico y ella fue una enfermera fantástica y muy involucrada en todo tipo de actividades.

Le señalé al Ex Primer Ministro Sir James Mitchell, porque él y yo nos sentamos juntos para el servicio fúnebre del difunto Sir. Frederick Ballantyne (ex Gobernador General) y yo le señale que ella era una de las personas que estaba cantaba en el coro del servicio fúnebre el miércoles y yo seguía diciendo que ella era un ser humano muy bueno, y con un alma muy buena y es muy muy doloroso lo sucedido”.

Categoria: