Defender la Revolución, propósito fundamental de mujeres cubanas

Defender la Revolución, propósito fundamental de las mujeres cubanas.

Por Jorge Gómez

La secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), Teresa Amarelle, afirmó que entre los propósitos fundamentales de la organización y sus miembros está defender hoy y siempre la Revolución iniciada en la Isla en 1959.
Ello, porque es la única alternativa posible si se compara lo que eran las mujeres en Cuba antes del triunfo revolucionario y lo que son ahora, sostuvo Amarelle en una entrevista, a raíz de la celebración en la jornada del aniversario 56 de la FMC.
Asimismo, comentó que esa entidad defiende con vehemencia que no se puede hablar de los logros de la Revolución si mencionar la emancipación de la mujer como uno de los más trascendentes.
Actualmente en la Isla las féminas ocupan el 48,86 por ciento de los escaños de la Asamblea Nacional (Parlamento), el 42 de los del Consejo de Estado y cuatro plazas de las 17 del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, cifras esgrimidas por Amarelle como muestra de lo alcanzado en el país en lo que a igualdad de género y emancipación femenina se refiere.
Sin embargo, reconoció la secretaria general de la FMC, aún persisten problemáticas como la violencia de género, la que, dijo, se da fundamentalmente desde el punto de vista psicológico y se hace visible en el menosprecio y subestimación de las capacidades y posibilidades de las mujeres.
Por ello es que la atención a la violencia en sentido general ha estado siempre entre los contenidos de la Federación, precisó Amarelle, quien además subrayó la existencia de alianzas con otras organizaciones gubernamentales y no gubernamentales del país.
Alianzas que posibilitan trabajar sistémicamente sobre las necesidades e intereses de las mujeres y encarar con mayor efectividad los problemas y desafíos del género, como el embarazo en la adolescencia, las adicciones, la violencia simbólica en la producción cultural, entre otros.
Con respecto a la discriminación, reflexionó que resulta más oportuno hablar de la permanencia de conductas machistas, rezagos de más de 500 años de una cultura patriarcal.
No obstante, aseveró, la mayoría de la sociedad cubana actual tiene conciencia de lo que representa la igualdad de derechos y oportunidades.
Con más de cuatro millones de afiliadas —el 90,6 por ciento de las mujeres cubanas mayores de 14 años—, la FMC tiene desde 1997 estatus consultivo como Organización No Gubernamental en las Naciones Unidas.
En el contexto de su aniversario 56, sus principales esfuerzos van dirigidos a promover y consolidar el empoderamiento femenino y la igualdad de género en Cuba, así como tributar al logro de esos objetivos a nivel global.

Las mujeres cubanas y la lucha por la igualdad

Con alrededor de cuatro millones de afiliadas, la FMC desarrolla políticas y programas en todos los niveles de la sociedad, desde los barrios y las iniciativas ciudadanas hasta los planes nacionales de salud y educación.
No obstante, la agrupación precisa parecerse cada vez más a los intereses, aspiraciones y necesidades de sus integrantes en el siglo XXI, según ellas mismas señalan en las reuniones de la organización.
En días recientes, durante los preparativos para la celebración del aniversario, autoridades de la FMC enfatizaron en la pertinencia de fortalecer, estabilizar y rejuvenecer las estructuras de base de la entidad.
“Buscamos los puntos débiles de la organización en aras de consolidar la unidad de las mujeres y acercarnos a las jóvenes mediante proyectos de su interés”, comentó Maida Brito, del secretariado de la federación en La Habana.
Según esta y otras dirigentes, aunque la FMC desarrolla un trabajo activo mediante centros como las Casas de Orientación a la Mujer y a la Familia, esos espacios no explotan todas sus posibilidades, aunque a ellos acuden muchas en busca de ayuda.
Contribuir con la formación y el bienestar de las nuevas generaciones, acompañar a las mujeres y ayudar a las madres solteras figuran entre los objetivos históricos de la organización, pero la propia naturaleza de los avances experimentados desde su surgimiento no deja margen a la satisfacción plena con lo hasta ahora logrado.
Por tal motivo, las federadas incluyen en su plan de trabajo la superación constante de sus conquistas y, por supuesto, dedican especial atención a temas de género cuyo análisis y estudio han ido in crescendo durante el siglo XXI.
Tal es el caso del cambio en la mentalidad de las personas y la lucha a nivel social contra estereotipos y estigmas, así como contra las diversas manifestaciones de la violencia doméstica.
Entre sus éxitos más importantes figura el logro del reconocimiento general de la responsabilidad de las mujeres dentro de la familia y la educación de los hijos.
Para tal fin, la organización de masas impulsa el programa Educa a tu hijo, mediante el cual las federadas atienden a los niños y niñas que de dos a cinco años no asisten a las instituciones de enseñanza por diversas causas, principalmente porque sus madres no trabajan y se dedican a cuidarlos en casa.
Como parte de ese plan, la organización tiene ejecutoras y trabajadoras sociales encargadas de lograr la participación de las madres y las familias en diferentes actividades instructivo-recreativas que preparan a los pequeños para una plena incorporación a la vida escolar.
El arribo a los 56 años de existencia es apenas el motivo de partida para las congratulaciones en esta fecha. 

Defender la Revolución, propósito fundamental de las mujeres cubanas.Teresa Amarelle, secretaria general de la FMCCasa de orientación a la mujer y a la familiaActo Nacional celebrado en la provincia de en Holguín.Las mujeres cubanas y la lucha por la igualdad

Categoria: