Deportes

El béisbol, Cuba y los cubanosPor Roberto F. CamposPara los cubanos, el béisbol o la pelota constituyen su deporte nacional, del que discuten hasta la saciedad. Ninguno es capaz de sustraerse de jugar pelota en las esquinas o en el parque cercano, e incluso hasta las mujeres adoran esta práctica.Sin embargo, la pelota tiene una historia muy rica en la Isla, y una lista bastante grande de jugadores de gran valía.Creado en 1820, este juego llegó al Caribe a mediados del siglo XIX, para luego desarrollarse.La mayoría de los estudiosos del tema señalan que el estadounidense Alexander  ”Joe” Cartwright fue el padre del béisbol, debido a sus aportes a esta práctica.El béisbol, tal y como se conoce en la actualidad, constituye una mezcla de varios deportes como el cricket y el rounder ingleses, los que penetraron y se establecieron en territorio estadounidense en el siglo XVIII.  Cartwright era un banquero neoyorquino nacido en 1820, quien logró ordenar las reglas de estos juegos, ajustando un reglamento, las dimensiones del terreno y la cantidad de los jugadores.Además, creó un equipo en 1845, el New York Knickerborkers, que en sus inicios contó con el respaldo de muchos hombres de negocios de  Nueva York.La nueva disciplina deportiva se extendió en el país y salió de las fronteras estadounidenses, debido a los marineros que lo practicaban durante sus descansos. De esa manera se expandió por Cuba, República Dominicana, Puerto Rico y también en Venezuela, México, Colombia y Panamá.De igual manera, estudiantes latino-caribeños en Estados Unidos conocieron y se encargaron de propagar el deporte de las bolas y los strikes al regreso a sus respectivas naciones. Sin embargo, algunas personas atribuyen el origen de la pelota a la América precolombina, cuando los indios taínos practicaban una especie de béisbol, llamado en ese entonces Batos, según los historiadores.Los indios taínos llamaban Batey al conjunto de casuchas rústicas que ellos habitaban. En los espacios vacíos se hacían los arreglos pertinentes para jugar al Batos, según la leyenda.Quizá por tratarse de un juego con claros antecedentes en las civilizaciones indígenas y por el arraigo que este deporte tuvo en Cuba es que se convirtió en el juego nacional, hasta desplazar en el siglo XIX a las corridas de toros traídas por los españoles.Y en cuanto a detalles, las dos hipótesis sobre su introducción directa en Cuba están en que el estudiante universitario Nemesio Guilló tuvo, a su regreso a la Isla en 1864, luego de estudiar en Estados Unidos, la idea de activar esta práctica, aunque otra teoría señala a los marines norteamericanos como los introductores de este deporte.El béisbol se propagó por toda Cuba, principalmente en La Habana y Matanzas, provincias que presentaron sus equipos en el primer partido oficial de este deporte, celebrado el 27 de diciembre de 1874 en el estadio matancero Palmar del Junco, aún existente. Por tanto, la pelota es para los cubanos un juego imprescindible, tanto en partidos locales como internacionales.

Categoria: