Diálogo con la danza en festival cubano de ballet

Por Martha Sánchez

Fotos: Cortesía del Ballet Nacional de Cuba

Otra vez la proximidad del Festival Internacional de Ballet revive en Cuba la oportunidad y el encanto de convertir a La Habana en capital mundial de la danza.
Del 28 de octubre al 6 de noviembre, artistas de 16 países compartirán aquí un mismo lenguaje: la danza, lo cual -según la prima ballerina assoluta, Alicia Alonso- demuestra que la forma más hermosa de unir a los hombres es por medio del arte.

Las compañías nacionales de Holanda, Uruguay, Mongolia, Noruega, España y Puerto Rico; los conjuntos de Washington, Nueva York y San Francisco, de Estados Unidos, y Múnich, de Alemania, son algunas de las instituciones que estarán representadas en esta edición 25.

Nombres de gran prestigio destacan en el programa, entre ellos la primera bailarina de Uruguay, María Ricetto; la Compañía Marta Graham, de Estados Unidos, y la danzante francesa Aurélie Dupont, quien en la actualidad ostenta los rangos de étoile (estrella) y directora del Ballet de la Opera de París.
El lago de los cisnes, Giselle, Don Quijote y La fille mal gardée se encuentran entre los clásicos que colmarán los escenarios del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso y los teatros Mella y Nacional.

De esas obras, uno de los Quijote será compartido por el cubano Joel Carreño, actual figura principal del Ballet de Noruega, y la rusa María Kochetkova, artista invitada del American Ballet Theatre y el Ballet de San Francisco, de Estados Unidos.
Mientras, otra de las puestas exhibirá en los protagónicos a la cubana Viengsay Valdés y su coterráneo Osiel Gouneod, del Ballet de Múnich. En piezas más cortas, pero de poderoso atractivo igual, se combinarán la primera bailarina cubana Anette Delgado con el artista principal del Ballet de Mongolia, Dugaraa Altankhuyag y Valdés con el estadounidense Brooklyn Mack.

Por Cuba, además del Ballet Nacional participarán en los espectáculos las compañías Irene Rodríguez (de bailes españoles), dirigida por la creadora y coreógrafa homónima; y Acosta Danza, fundada este año por el bailarín de relevante trayectoria mundial, Carlos Acosta.

Uno de los encantos singulares del evento resulta el estreno -a veces con carácter mundial- de obras representativas de las más diversas tendencias del arte danzario. En 2016 llegarán piezas de Anabelle López Ochoa, Ohad Naharin, Jimmy Gamonet, Mauricio Wainrot, María Rovira y Daniel Proietto, entre otros.

Durante 56 ediciones, el festival ha contado con la participación de 77 compañías extranjeras y cerca de un millar de invitados, entre bailarines, coreógrafos, pedagogos, diseñadores, solistas y compositores musicales, críticos y observadores de 61 países de los cinco continentes. Esta que se anuncia será la primera cita en llevar el nombre de la prima ballerina assoluta cubana Alicia Alonso, quien aún dirige la compañía fundada en 1948 por ella y por los hermanos Alberto y Fernando Alonso.

Desde su primera edición en 1960, los Festivales Internacionales de Ballet de La Habana han devenido acontecimientos sociales en Cuba y aún conservan un carácter no competitivo, pues privilegian el sano intercambio cultural.
Estilos, coreógrafos, diferentes escuelas, tendencias pasadas y actuales, el mundo entero se traslada a estos encuentros donde tampoco faltan la plástica, la música, el cine, la literatura, el folklore, el teatro, la filatelia, los carteles y las muestras fotográficas.

Un total de 26 funciones previstas reafirman la vitalidad del Festival de Ballet de La Habana, uno de los más antiguos de cuantos se celebran a escala mundial.
 

Anette Delgado, primera bailarina del Ballet Nacional de CubaBallet de San Francisco, Estados UnidosLa bailarina uruguaya María Riccetto, una de las figuras invitadas al festivalLa primera bailarina cubana, Viengsay Valdés, en su interpretación del cisne negroCompañía Irene Rodríguez, Cuba

Categoria: