Economía

Retos de los economistas y contadores cubanos
Por Roberto Salomón  
Reunidos durante dos días en La Habana, en la realización de su séptimo congreso, los economistas y contadores cubanos coincidieron en que la actualización del modelo económico en la isla abre una nueva etapa, que se decide en cada lugar, empresa, cooperativa, mercado y centro de trabajo.
En una declaración que dieron a conocer en la jornada final del evento, señalaron que les corresponde una misión especial en el proceso de transformaciones que tiene lugar en el país, cuyo éxito y velocidad dependerá de la participación cotidiana, activa y creativa de todos los actores comprometidos en cada sitio o comunidad.     
Tal misión consiste en estudiar, explicar, conceptualizar y seguir muy de cerca la implementación y aplicación de los lineamientos económicos y sociales.
El VII Congreso de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC) sesionó en el Palacio de las Convenciones con la participación de unos 220 delegados en representación de los más de 80 mil con que cuenta la organización.
También los integrantes de la ANEC se trazan como retos lograr oportunas alianzas con los sindicados, las administraciones y otros profesionales, con vistas a que se implementen los cambios que persiguen perfeccionar la economía y construir un socialismo eficiente.
Corresponde en esa misión a las secciones de base de la asociación, desarrollar un enorme potencial en el radio de acción de la empresa, institución u organismo donde trabajan.
Entre los temas principales debatidos figuran: Modelo de gestión, incluyendo el desarrollo de las cooperativas y el perfeccionamiento del sistema de planificación económica y empresarial.
También el desarrollo agroindustrial, consumo nacional, cadenas productivas, desarrollo local y colaboración extranjera, entre otros.
El foro contó con una intervención especial del vicepresidente del Consejo de Ministros y jefe de la Comisión Permanente de Implementación de los Lineamientos, Marino Murillo, quien reiteró la necesidad de eliminar todo cuanto frene el desarrollo de las fuerzas productivas, a fin de incrementar y diversificar la producción y los servicios.  
Se refirió a los diferentes actores de la producción en la agricultura: las cooperativas de créditos y servicios, las de producción agropecuaria, unidades básicas de producción cooperativa y las granjas.
Todas estas formas productivas deben estar en igualdad de condiciones para explotar y comercializar los productos, y la única diferencia entre ellas es su relación con la propiedad de la tierra, explicó sobre la vía que se aplicará para lograr un mayor aporte del potencial agrícola.
Es necesario crecer en la agricultura, pues hoy un 50 por ciento de los alimentos que se importan se pueden producir en el país, sostuvo.
A juicio de Murillo, Cuba tiene condiciones excepcionales para hacer una sociedad socialista próspera, de bienestar para todo el pueblo y sostenibilidad sustentada en el desarrollo.
Anunció que el plan económico del próximo año será más integrador e implica un cambio sustancial del vínculo con el sistema empresarial.
También refirió la importancia de la concepción de un programa de desarrollo a largo plazo, que persigue en primer lugar maximizar la eficiencia, proponerse metas y no sólo crecer.
En las palabras finales del Congreso, la ministra de Finanzas y Precios, Lina Pedraza, instó a los profesionales de las ciencias económicas a un mayor protagonismo desde la base, en la solución de los problemas y el enfrentamiento a las indisciplinas.
Es en este nivel donde ganamos la batalla económica, a la cual hemos sido convocados para elevar el control de los recursos y la actualización de los procesos contables, manifestó.
También recabó su apoyo en la aplicación de las normas financieras y convertir a las organizaciones en una trinchera inquebrantable ante el delito y la corrupción.        
Consideró que los economistas, contadores y auditores deben mantener en su radio de acción un combate abierto y sin tregua para evitar y prevenir las manifestaciones negativas.
En el cónclave, el Héroe de la República de Cuba, René González agradeció a la ANEC su gran manifestación de solidaridad por la liberación de Los Cinco.
Por su parte, Ricardo Alarcón actualizó a los presentes sobre los casos de los cuatro héroes cubanos que aún permanecen retenidos en cárceles norteamericanas, y significó que la historia de Los Cinco tiene sólo una explicación: El interés del gobierno de Estados Unidos de proteger a sus terroristas y castigar a quienes frustraron sus planes.
El congreso estuvo dedicado a los inolvidables Carlos Rafael Rodríguez y Ernesto Che Guevara, en los aniversarios 100 y 85 de sus natalicios respectivamente, y resultó electo como nuevo presidente de la ANEC, Danilo Guzmán.
 

Categoria: