Economía

Novedades en trabajo por cuenta propia y tributos

Por Lourdes Pérez NavarroEl trabajo por cuenta propia se consolida y amplía en Cuba con la implementación de nuevas resoluciones emitidas por los ministerios de Finanzas y Precios, y de Trabajo y Seguridad Social, en vigor desde el pasado 26 de septiembre.Estas normativas responden a la necesidad de adicionar nuevas actividades, eliminar limitaciones en el otorgamiento de autorizaciones para el ejercicio de determinadas labores, definir el alcance de cada una y precisar aspectos sobre su ordenamiento y control, según aseveró la viceministra primera de Trabajo y Seguridad Social, María Elena Feitó.Las mencionadas resoluciones incorporan otras diez actividades que pueden ejercerse por cuenta propia, entre ellas, gestor de permutas y compraventa de viviendas, reparador de instrumentos de medición, vendedores mayoristas y minoristas de productos agropecuarios, y agentes postales y de telecomunicaciones.También comienzan a otorgarse autorizaciones para el ejercicio de otras ocho actividades, como chapistero, elaborador vendedor de artículos de mármol, fundidor y herrero, para las cuales no existía un mercado lícito donde adquirir las materias primas, equipos y otros insumos.Al respecto, Feitó señaló que aún cuando todavía no se cuenta con un mercado mayorista en el país destinado a proveer de materiales a los llamados cuentapropistas, estos recursos pueden adquirirse en las cadenas de tiendas del mercado nacional.Entre las novedades está la incorporación al trabajo por cuenta propia de los recién graduados de obreros calificados y de las escuelas de oficio, que al momento de su egreso no han arribado a la edad laboral (17 años), siempre con la autorización del director de Trabajo Municipal.Asimismo, se autoriza a los creadores y artistas a contratar trabajadores. Impacto económico Desde el 2010, año en que el cuentapropismo recibió un fuerte impulso en Cuba, casi se ha triplicado el número de personas que se dedican a esa actividad que cada vez gana mayor espacio en la economía del país.Según cifras oficiales, actualmente 436 mil 342 cubanos ejercen esta forma de empleo no estatal en una o más de las 201 modalidades existentes, frente a los 157 mil 300 que había tres años atrás.Este es un sector que crece y sus contribuciones aumentan, pues de octubre de 2010 a la fecha su aporte al presupuesto del Estado creció 18 por ciento, afirmó a Prensa Latina el director de Ingresos del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), Vladimir Regueiro.En su opinión el impacto económico de los llamados cuentapropistas está en correspondencia con las previsiones que se hicieron en la proyección de expansión y crecimiento del sector.Sin embargo, dijo, aún como partida presupuestaria, si lo distinguimos de todas las recaudaciones o ingresos del presupuesto, el trabajo por cuenta propia tiene una participación mínima, de tan solo el dos por ciento.Esto significa que los grandes aportes al presupuesto siguen en las empresas estatales, apuntó.A su juicio el sector debe seguir un comportamiento de crecimiento, no solo a través de figuras de forma independiente sino de los diferentes modelos de gestión, como las cooperativas no agropecuarias que ya suman 126 en todo el país.A la par, subrayó, también se elevan las contribuciones de los trabajadores por cuenta propia al presupuesto del Estado.

Categoria: