Economía

Cuba por mejorar eficiencia energética en industria azucareraPor Masiel Fernández Bolaños Cuba trabaja en la implementación de estrategias dirigidas a mejorar la eficiencia energética, un componente esencial para el desarrollo de la industria azucarera.El país está enfrascado en potenciar el desarrollo de las fuentes renovables de energía y la eficiencia en dicho sector, explicó la ingeniera Bárbara Hernández, jefa de Generación Eléctrica del Grupo Azucarero Azcuba.Para lograrlo, apuntó, se realizan inversiones de rápida ejecución y recuperación a partir de los montos de inversión sustentados en la producción anual planificada.Además, se labora en el incremento de la potencia instalada, con turbo generadores de condensación en los esquemas actuales de los centrales.Hernández añadió que existen planes de ciclos cerrados y reuso del agua, haciendo autosuficientes las fábricas de azúcar y, en las plantas de derivados, con vistas a darles a los efluentes un uso económico y compatible con el medio ambiente.La industria azucarera se ha preparado también para utilizar como combustible la biomasa no cañera, en particular el marabú, con astilladoras de madera ubicadas en los centrales cercanos a macizos de marabú en el centro del país: Villa Clara, Ciego de Ávila y Camagüey.Asimismo, es de gran relevancia el uso de los residuos agrícolas cañeros. La ingeniera resaltó que se adquirieron 11 empacadoras de paja y construido molinos en las refinerías, para triturar las pacas y minimizar el uso del petróleo en inter-zafra, cuando sea necesario continuar la refinación del azúcar crudo.Azcuba tiene igualmente entre sus prioridades el programa de acercamiento a los centrales y crecimiento de los volúmenes de caña, basado en el incremento del rendimiento agrícola, la renovación y ampliación de áreas (inversiones en riego y sistemas de siembra y cosecha) y la utilización de la biomasa forestal, que está presente en todo el archipiélago cubano.Bioeléctricas, proyecto esencial El proyecto de Bioeléctricas responde a una alta prioridad nacional, por su impacto en el cambio de la matriz energética cubana, hacia la disminución de la dependencia de los combustibles fósiles, emisores también de gases de efecto invernadero, remarcó la especialista.El programa de Azcuba, destacó, consiste en poner en marcha entre 2015 y 2030 no menos de 715 megawatts en plantas Bioeléctricas, anexas a centrales azucareros, que molerán entre 150 y 180 días por año, a no menos del 85 por ciento de su capacidad con un consumo de vapor del proceso azucarero inferior a 400 kilogramos por tonelada de caña molida.El objetivo también es lograr incrementos seguros y sostenidos de excedentes eléctricos hacia la Unión Nacional Eléctrica (UNE).Hernández expresó que su costo se sustenta con el costo evitado al país en combustible fósil para la generación eléctrica en las plantas de la UNE.Significó que se trata de una vía efectiva para lograr aportes energéticos de impacto, en el incremento de la eficiencia en la generación y uso del vapor.Este proyecto de bioeléctricas, acotó la directiva, también contempla la participación paulatina de la industria nacional.Para lograrlo, existe un programa basado en concertar alianzas estratégicas o negocios con fábricas o empresas que proporcionen la fuente financiera a fin de adquirir ingeniería, tecnología y máquinas herramientas que propendan a lograr su modernización paulatina y la eficacia de los procesos productivos.Subrayó que este proyecto tiene mercado seguro en Cuba, los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y del resto del mundo.Por un aporte energético creciente En la actualidad la industria azucarera cubana aporta el 86 por ciento de la energía suministrada por las fuentes renovables en el país.La misma produce el combustible que necesita a muy bajo costo, pues es un residuo de la molida de la caña, renovable y amigable con el medio ambiente.Según Hernández, cuando ese cultivo se maneja de forma sostenible, representa un sumidero de carbono.Se trata de un cultivo energético que almacena energía solar hasta producir una tonelada equivalente a petróleo por cada tonelada de azúcar fabricada.La industria de la caña de azúcar, parte inseparable de la nacionalidad cubana, dispone de una amplia diversificación con derivados como energía, alimento animal, alcohol y bioproductos, agregó.Sobre la presente zafra En la zafra azucarera 2013-2014, que comenzó el 20 de noviembre, se prevé producir un millón 800 mil toneladas del endulzante, lo cual representaría un alza de 18 por ciento con relación al periodo precedente.El vicepresidente de Azcuba, Noel Casañas, apuntó recientemente que se han realizado las reparaciones según lo previsto al contar con los recursos a tiempo, a fin de resolver los problemas identificados en la anterior campaña.Explicó que tienen el propósito de concentrarse en moler bien y no perder tiempo, con vistas a cumplir el plan previsto.Enfatizó en la necesidad de que la materia prima llegue fresca al ingenio, así como en el uso de maduradores para incrementar el brix y la pureza del jugo, en aras de lograr el rendimiento industrial planificado.La introducción de nuevos equipos y el aumento de la capacidad de transportación estuvieron entre las mejoras mencionadas.El directivo se refirió a preparativos importantes como el adiestramiento del personal que participará en la zafra, para alcanzar mayor eficiencia agroindustrial.Por su parte, el director de Atención a los Productores, Juan Carlos Pérez, destacó las acciones que se realizan para producir más caña, entre ellas, la aplicación de programas dirigidos al incremento de la superficie bajo riego, la explotación de áreas vacías o insuficientemente explotadas y la incorporación de más tierras, incluida mejor atención a retoños con paquetes tecnológicos.Mientras, el encargado de Plantas Industriales, Ángel Miguel Méndez, recalcó que el desarrollo del sector está muy ligado a la caña y abarca tres aspectos fundamentales: la producción de azúcar crudo y refino, de energía y su ahorro, y de los derivados a partir de los subproductos del proceso.

Categoria: