Entrevista del Cónsul de Cuba en Nicaragua sobre el Proyecto Constitucional

Managua, 6 sep (PL) El proyecto de nueva Constitución de Cuba recoge el sentir del pueblo y el ideario revolucionario, en especial de José Martí y Fidel Castro, afirmó hoy el cónsul de la nación caribeña en Nicaragua, Roberto Marrero.

'El contenido de sus artículos y la forma en que se desarrolla el análisis del proyecto pone en evidencia el ideario de nuestro Héroe Nacional (José Martí), que en 1891 señaló: 'Yo quiero que la ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre', declaró Marrero a Prensa Latina.

Para el funcionario, el documento que califica de completo y abarcador, tiene un gran significado, pues recogería las grandes transformaciones que ha experimentado la sociedad cubana desde 1976, fecha de la carta magna vigente.

Al referirse al carácter democrático de la consulta popular, recordó que es una práctica utilizada en el país desde el 1 de enero de 1959, pues el líder de la Revolución cubana siempre consultó con el pueblo por la gran confianza que le tenía.

El entrevistado señaló que hay aspectos de suma importancia en el texto como las nuevas formas de propiedad que se desarrollan en el país, 'reflejo de la aplicación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba'.

De acuerdo con Marrero, la posibilidad de adoptar otra ciudadanía sin perder la cubana, también resulta un tema relevante en ese documento aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular.

'Este es un tema de gran impacto para los cubanos que residen en el exterior y en ocasiones, para facilitar su estancia en ese país o para propiciar su movilidad en la región donde residen, optan por adquirir otra ciudadanía', acotó.

De acuerdo con Marrero, a veces lo hacen obligados por las circunstancias, 'pero con el temor de que ello pudiera implicar la pérdida de la ciudadanía cubana, la cual desean mantener', aseguró.

Por otra parte, el cónsul valoró que las facilidades que se les brindan a los cubanos residentes en otras naciones de emitir propuestas y criterios sobre el proyecto, es una reafirmación de la vigencia de los preceptos que hicieron posible el diálogo con la emigración en 1978.

'El tema fundamental es que desde esa fecha la emigración cubana fue adoptando posiciones muy favorables a la normalización de las relaciones, y hoy día el grueso fundamental no tiene un carácter político, sino primordialmente económico', explicó.

Nuestros emigrados, agregó Marrero, también se suman a la condena internacional al injusto bloqueo económico y financiero de Estados Unidos contra Cuba, y alzan su voz ante cualquier agresión o amenaza que tenga que enfrentar nuestro país.

'Al liberar al primer grupo de presos contrarrevolucionarios en octubre de 1978, Fidel señaló: ¿Por qué dejar abandonada a la comunidad? ¿Por qué no tomarla en cuenta? Y eso, precisamente, es lo que está haciendo hoy la Revolución, tomando en cuenta a los cubanos que residen en el exterior', aseveró.

El proyecto de nueva Constitución cubana se empezó a debatir en la isla el 13 de agosto y finalizará el 15 de noviembre, cuando los criterios emitidos irán a la Asamblea Nacional para la redacción de la carta magna que se someterá a referendo aprobatorio en 2019.

Categoria: