Estados Unidos, tiene un problema con Cuba.

Tomado de Radio Miami
Por Carlos Rafael Diéguez
13 de junio de 2020
Desde Estados Unidos converso con Salim Lamrani, él es doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos por la Universidad de París,  también forma parte del colectivo de radio-miami.org, profesor, ensayista, investigador y periodista francés, especialista en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.
En este primer fragmento de la entrevista que hemos denominado Estados Unidos, tiene un problema con Cuba (1ra Parte), nuestro interlocutor, hace un poco de historia de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos. Lo del titulo es para dejar claro que es USA la que tiene el problema, el obstáculo  con Cuba. La mayor de las Antillas SIEMPRE ha dicho que su modelo socioeconómico, su Socialismo no son negociables.
Desde antes de las luchas por la independencia había planes para comprar la isla, puestos de manifiesto por parte de los Estados Unidos en varias ocasiones. Salim Lamrani, recuerda como Allen Dulles, jefe de la CIA en 1958 resumió una frase «debemos impedir la victoria de Castro», pero no pudieron impedir la victoria de Fidel, dice nuestro interlocutor y recordó que  documentos desclasificados de la Casa Blanca de entonces,  dedicó muchas horas para «impedir la victoria de Castro».
Lo cierto es que desde el propio primero de Enero de 1959 Cuba y su pueblo enfrenta una recia oposición de Washington. Pero no le quedó otro remedio al Presidente de los EE.UU. en aquel momento Dwight Eisenhower de reconocer oficialmente el nuevo gobierno cubano, después de que la revolución derrocase al gobierno de Batista, pero las relaciones entre los dos gobiernos se deterioran muy rápido.
En aquellos días el embajador estadounidense Earl T. Smith fue remplazado por Philip Bonsal. El Gobierno de los Estados Unidos estaba cada vez más preocupado por la reforma agraria y la nacionalización de empresas de propiedad estadounidense. A medida que las reformas continuaron, las restricciones comerciales en Cuba aumentaron. Los EE.UU. dejaron de comprar azúcar cubano y dejaron de vender petróleo, creando un efecto devastador sobre la economía de la isla. En marzo de 1960, las tensiones aumentaron cuando la bodega del vapor La Coubre estalló en el puerto de La Habana, matando 101 personas. Fidel Castro culpó, con datos y múltiples pruebas , a los Estados Unidos y comparó el incidente al hundimiento del Maine. El mismo mes, el presidente Eisenhower autorizó en secreto a la CIA para organizar, entrenar, y equipar a emigrados cubanos como guerrilla para derrocar a Castro.

Categoria: