Evocan en Cuba 59 años de alzamiento revolucionario

Aniversario 59 del Alzamiento Revolucionario del 5 de septiembre en Cienfuegos.

Por Francisco García Navarro

Con un acto político-cultural el pueblo de esta ciudad del centro-sur de la Isla recordó hoy la sublevación popular de la que fue protagonista hace 59 años.
El 5 de septiembre de 1957, Cienfuegos fue escenario de uno de los hechos de armas más destacados en la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista (1952-1958).
Los muros del colegio San Lorenzo, último bastión defendido en aquella oportunidad por los rebeldes, fueron como siempre el espacio ideal para el acto de homenaje a los cerca de 40 mártires de la acción, paradigmas de la lucha urbana en el contexto del movimiento de liberación nacional liderado por Fidel Castro.
Elementos de la Marina de Guerra del régimen rebelados en la base naval de Cayo Loco en esta ciudad, unos 240 kilómetros al sudeste de La Habana, y milicias organizadas en la clandestinidad por el Movimiento 26 de Julio, mancomunaron sus operaciones en aquella jornada en un intento por acelerar el fin del gobierno de Fulgencio Batista, impuesto por el golpe militar del 10 de marzo de 1952.
Como ya es tradicional, en la presidencia del acto conmemorativo estaba el comandante del Ejército Rebelde Julio Camacho Aguilera, designado por el Movimiento 26 de Julio como principal jefe militar de aquel levantamiento.
Lidia Esther Brunet, principal dirigente del Partido Comunista en el territorio, realizó un recuento histórico de lo acontecido en Cienfuegos el 5 de septiembre de 1957 y entregó reconocimientos morales a más de una veintena de colectivos laborales que sobresalieron en su gestión económica durante el último año.
Destacó los avances del territorio en el proceso de conceptualización del modelo económico-social, enfocado en preservar las conquistas del socialismo.
Alertó, además, de los problemas a enfrentar mediante la lucha ideológica contra quienes pretenden, desde el desconocimiento de la historia, idealizar la Cuba prerrevolucionaria y favorecer las condiciones para un regreso al pasado.
El parque José Martí, centro del área declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, donde hace 59 años silbaron las balas de fusilería, volvió a conocer de los cantos a la gesta que durante unas horas logró el control por los revolucionarios de una ciudad de la Isla, hecho inédito hasta entonces en la gesta insurreccional (1956-1958).
Como colofón a la jornada conmemorativa, el pueblo de Cienfuegos peregrinó hasta el cementerio Tomás Acea, Monumento Nacional, que guarda bajo un obelisco erigido en 1977 los restos de los mártires del levantamiento armado.
 

Levantamiento Popular del 5 de Septiembre de 1957 en Cienfuegos.Parque José Martí testigo de la gesta revolucionaria.El pueblo de Cienfuegos peregrinó hasta el cementerio donde se guardan los restos de los mártires del levantamiento.

Categoria: