Fundación para la Normalización de las Relaciones Estados Unidos-Cuba denuncia escalada agresiva de EE.UU. y apoya soberanía de la isla.

La Fundación para la Normalización de las Relaciones Estados Unidos-Cuba (FORNORM) denunció categóricamente nuevas medidas de la administración de Donald Trump y expresó su apoyo a la soberanía de la isla.
Mediante un comunicado, la organización, integrada por cubanoamericanos y con sede en Florida, consideró que la política actual de Washington sobre Cuba es anacrónica y contraproducente.
Asimismo, lamentó que el Gobierno del republicano, a través de su secretario de Estado, Mike Pompeo, eligiera el 17 de abril para anunciar la implementación completa del Título III de la controvertida Ley Helms-Burton, a partir del próximo 2 de mayo.
'La fecha escogida coincide con el aniversario 58 de la infortunada invasión mercenaria de Bahía de Cochinos', señaló FORNORM.
Por medio de la declaración, sus miembros recordaron que la mencionada sección de la ley había sido pospuesta por todos los presidentes, demócratas y republicanos por igual, desde que fue promulgada en 1996.
El Título III viola el derecho internacional y es extraterritorial. Ha habido un acuerdo entre los miembros de la Organización Mundial del Comercio y Estados Unidos, que dictamina que esta sección se pospondría indefinidamente, negando así la necesidad de que los miembros inicien acciones contra Washington por violar las reglas, añadieron.
La FORNORM señaló que el anuncio desobedece este acuerdo, 'y la Unión Europea y Canadá ya han expresado su voluntad de seguir todas las vías disponibles para proteger sus intereses'.
Desde el punto de vista de los miembros de la Fundación, la administración de Barack Obama (2009-2017) tomó las medidas correctas para implementar una política que no solo reflejaba los mejores intereses de Estados Unidos, sino que también avanzó su diplomacia en América Latina y Europa. 'El anuncio de este miércoles da al traste con todo eso'.
Consideraron que el discurso pronunciado por Pompeo 'es un regreso a un pasado repugnante en el que Estados Unidos eligió dar la espalda a un camino de paz y entendimiento con sus vecinos y aliados'.
La FORNORM, concluyeron, denuncia categóricamente este ataque contra el pueblo cubano y se une firmemente a éste en defensa de su soberanía, el deseo de vivir en paz y el derecho de su autodeterminación.
Con la aplicación del Título III, el Gobierno de Trump permitirá que nacionales de Estados Unidos puedan presentar demandas contra personas o empresas, incluyendo de terceros países, que invierten en el territorio cubano en propiedades nacionalizadas tras el triunfo de la Revolución, el 1 de enero de 1959.
Además de esa medida, el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, dio a conocer que habrá nuevas restricciones de viajes y financieras, así como una imposición de límites al envío de remesas a Cuba.

Categoria: