Influencia foránea en la cocina cubana.

Por Lucía Arboláez

Nuestra cocina, como bien dijera un sabio cubano, es una mezcla de comidas de otros países y nacionales.

Don Fernando Ortiz, al mencionar la formación de nacionalidad cubana, señaló que es un mestizaje de razas y de culturas y lo calificó de ajiaco. Añadió que en la gastronomía nuestra hay influencias de aborígenes, españoles, africanos, chinos, franceses, haitianos y árabes, entre otros, y en menor medida, pero no menos importante, la de los norteamericanos, quienes trajeron a inicios del siglo XIX el hielo, que se importaba en bloques.

Un plato que no se ve actualmente con mucha frecuencia en nuestra mesa, cuya receta ofrecemos esta vez, proviene de inicios del pasado siglo.

Carne mechada azada

Ingredientes(la cantidad de ingredientes según los comensales):

Un buen trozo de carne

Tocino o jamón

Ajo

Jugo de naranja agria

Manteca o aceite

Agua

Cebolla

Pimienta en grano

Hoja de laurel

Sal

Elaboración:

Limpie bien la carne y pínchela con un cuchillo abriéndole pequeñas incisiones e introduciendo en cada una lonjas de tocino o jamón.

Machaque los ajos con un mortero junto con los granos de pimienta hasta lograr una pasta; frótelos por fuera a la carne. Polvoréela con sal y colóquela en una fuente honda; báñela con el jugo de la naranja agria.

Déjela en reposo en ese adobo unas tres horas. Luego sofríala en manteca o aceite hasta que se dore. Añada agua —para cubrirla—, la cebolla picada a la juliana, la hoja de laurel y varios granos de pimienta. Tápela y cocine a fuego lento hasta que esté blanda y se consuma el agua.

Sírvala en una fuente llana y córtela en lonjas para que se vea el relleno; acompáñela con papas cocidas y vegetales.

Categoria: