José Joaquín Castillo Duany, jefe de expediciones mambisas

Por Marta Denis Valle

El brigadier cubano José Joaquín Castillo Duany adquirió en su juventud experiencia marinera en Estados Unidos, conocimiento que le permitió conducir a Cuba, como jefe de mar, varias expediciones mambisas de 1896 a 1898.

Graduado de médico cirujano, en 1880, enla Universidad de Pennsylvania, EEUU, sirvió en la armada de ese país y participó en una expedición científica de salvamento, en 1881 (hace 135 años), en el océano glacial Ártico, a bordo del vapor Rodgers, según su historial profesional.

Castillo Duany ganó los exámenes correspondientes, entre más de cien profesionales, para cubrir una de las 20 plazas convocadas en el año de su graduación por laMarina de Guerra norteamericana.

Meses después se enroló voluntario en el vapor Rodgers, que salió de San Francisco el 16 de junio de 1881 para socorrer exploradores aislados en el Polo Norte; el cubano fue de los pocos sobrevivientes de esta expedición y recibido como héroe a su regreso en California.

Al volver en 1883 a su natal Santiago de Cuba, ejerció como médico y vinculó su existencia a la lucha contra el régimen colonial español.

Así, en la tercera y última guerra de independencia cubana (1895-1898) se destacó en diversos servicios que prestó a la causa patria, ya sea como profesional o combatiente.

Junto a su hermano Demetrio (1856-1922), ya veterano de la Guerra Chiquita (1879-1880), José Joaquín tomó parte en 1890 en la fallida conspiración independentista denominada la Paz del Manganeso.

El 4 de julio de 1895 se incorporó a fuerzas mambisas a las órdenes del coronel Victoriano Garzón.

De inmediato pasó al equipo de confianza del mayor general José Maceo y, una semana después, fue nombrado jefe de Sanidad del Primer Cuerpo del Ejército Libertador, por el mayor general Antonio Maceo.

Por su capacidad política resultó electo uno de los 20 representantes de los cinco Cuerpos de Ejército a la Asamblea Constituyente de Jimaguayú, celebrada del 13 al 18 de septiembre de 1895, con el fin de establecer las instituciones y mandos de la República de Cuba en Armas.

En ese lugar de Camagüey, donde murió en combate el Mayor General Ignacio Agramonte en la primera guerra, José Joaquín fue nombrado subsecretario de Hacienda del Consejo de Gobierno, pero renunció al cargo para seguir en campaña como hizo en su momento el Gallardo camagüeyano.

Es así que el entonces coronel Castillo Duany asume como jefe de Sanidad de la Columna Invasora de Maceo al reorganizarse esta fuerza en el campamento de Mala Noche, el 31 de octubre, tras su salida de Mangos de Baraguá, el día 22 del propio mes.

Sin concluir esta tarea se le designó agente diplomático en el exterior con la misión de buscar apoyo y recursos para la causa cubana.

Fue portador de cartas de recomendación de Antonio Maceo para algunas personalidades influyentes de las repúblicas hispanoamericanas.

El presidente del Consejo de Gobierno Salvador Cisneros Betancourt le entregó documentos para el delegado Tomás Estrada Palma, y a su arribo a Nueva York pasó al servicio de la Delegación.

Desempeñó el cargo de  subdelegado general de la revolución, dedicado principalmente al Departamento de Expediciones, por medio del cual de 1896 a 1898 condujo a Cuba varias expediciones, en calidad de jefe de mar, celoso de su misión.

El 17 de junio de 1896 el vapor Three Friends salió de Jacksonville, Florida, y arribó el día 23 a la playa Las Canas, costa sur de Pinar del Río, con 45 expedicionarios bajo el mando del coronel Francisco Leyte Vidal.

El mismo vapor Three Friends desembarcó por la playa de Boca Ciega, La Habana, el 7 de julio de 1896, con 65 expedicionarios encabezados por el comandante Juan R. Cowley.

También este vapor lo hizo el 8 de septiembre por la caleta María la Gorda, cerca del cabo de San Antonio, en Pinar del Río, con 37 expedicionarios junto al entonces general de brigada Juan Rius Rivera.

Esta vez en el vapor Dauntless, desembarcó el 13 de octubre de 1896 por Río Hondo de San Juan, costa sur de Las Villas, a 37 expedicionarios dirigidos por el veterano del 68 Miguel Betancourt Guerra.

Con el vapor Laurada, llevó a 37 expedicionarios bajo el mando del Mayor General Carlos Roloff, desde San Salvador, en las Bahamas, al esterón del Júcaro, cerca de Banes, Oriente (21 de marzo de 1897).

En el vapor Dauntless condujo de la isla Concepción, en las Bahamas, a Punta Brava, en la costa norte de Oriente (30 de octubre de 1897), a la expedición del coronel Eliseo Cartaya.

En su última expedición y con más de 300 expedicionarios arribó definitivamente a Cuba, en el vapor Florida (mayo de 1898), por Banes, Oriente, procedente de Tampa, Estados Unidos.

Al concluir la guerra fue inspector general de Sanidad Marítima y director del hospital civil de Santiago de Cuba.

Elegido por los santiagueros como delegado a la Asamblea Constituyente de 1901, declinó ese honor y volvió al ejercicio de la cirugía.

Meses más tarde, falleció en Francia a la edad de 44 años, el 20 de noviembre de 1902, país al que viajó para atender su quebrantada salud; el primero de mayo de 1858 había nacido en Santiago de Cuba.

En su honor el Hospital Militar de Santiago de Cuba lleva su nombre.

José Joaquín Castillo Duany, jefe de expediciones mambisasJosé Joaquín Castillo Duany

Categoria: