La dignidad cubana traspasa fronteras

Por José Carrillo, Periodista cubano temporal en Panamá, (integrante de la directiva de la Asociación Martiana de Cubanos Residentes, filial de Chiriquí).
La sociedad civil cubana que nos representa en la VII Cumbre de las Américas no es la que nos quieren imponer el imperio y sus lacayos. Nuestra sociedad civil la integran trabajadores, estudiantes, religiosos, campesinos, intelectuales, hombres, mujeres y niños del pueblo, que conviven el día a día con su Revolución. Una sociedad civil que ha mantenido la dignidad a costa de muchos sacrificios, sin ceder ni un centímetro de los principios por los que tantos héroes y mártires lucharon y ofrendaron sus vidas. 

En Panamá, durante la mañana del miércoles 8 de abril, una vez más se puso de manifiesto el desprecio a nuestro pueblo por parte de grupos mercenarios al servicio del imperio. Esos lacayos trataron de socavar la presencia de la verdadera sociedad civil cubana en el foro, utilizando sus tentáculos para evitar, o al menos dilatar, la acreditación de un grupo significativo de miembros. Aún peor, pretendieron hacer coincidir en un mismo recinto a los representantes genuinos de nuestro país. Con asesinos y terroristas, como el mercenario Felix Rodríguez, implicado en el asesinato del inolvidable Comandante Ernesto Che Guevara, y otros gusanos pagados por la derecha miamense. 

Haciendo honor a la dignidad del pueblo cubano y de los hombres y mujeres de Nuestra América, la delegación cubana, acompañada por la venezolana, abandonó el recinto ferial. Decidió no participar en el foro de las juventudes, en tanto todos sus integrantes no fueran acreditados, y estuvieran en condiciones de asistir al evento.

Al mediodía del miércoles tuvo lugar un emotivo acto de apoyo a la causa cubana en el Parque Porras, frente a la Embajada de Cuba, en el que se dieron cita grupos de solidaridad con nuestro país, miembros de la delegación cubana al evento, de la comunidad cubana residente, etc. Depositaron una ofrenda floral ante el busto de José Martí. A la patriótica intervención del Historiador de la Ciudad, le siguieron las de amigos solidarios, cubanos radicados, sindicalistas, etc.

Cuando solo quedaban algunos nacionales panameños conversando en el Parque Porras, irrumpieron una decena de apátridas residentes en USA, profiriendo ofensivas consignas, ajenas al ambiente de respeto que debe primar en el país sede de la VII Cumbre. Tal hostilidad responde a la reinserción de Cuba al concierto hemisférico, después de más de 50 años, por decisión propia, reclamada por los países latinoamericanos y caribeños.

Estos llamados disidentes, pagados por la contra revolución externa, pretendieron ayer, y pretenderán en los días venideros opacar la presencia de nuestra digna representación en los foros de la Cumbre. El pueblo panameño conoce las artimañas de esos mercaderes, pero debemos continuar informando los oscuros intereses que defienden esos grupúsculos y no permitir que se lacere nuestro desempeño en las actividades programadas.

Las acciones de provocación podrán continuar, pero la representación de la sociedad civil cubana y los amigos de Cuba presentaron las credenciales de la dignidad, dentro y fuera del foro. Todos acá en esta Cumbre comprendieron que con la dignidad del pueblo cubano y sus logros, no se juega

Asociación Martiana de Cubanos Residentes en Panamá
Capítulo Chiriquí
Panamá, 9 de abril de 2015.
 

Categoria: