La Habana, punto internacional de convergencia para las ciencias

Por Nicholas Valdés

A inicios de este mes la capital cubana se convirtió en epicentro de saberes, al acoger la I Convención de Ciencia Tecnología e Innovación, donde participaron más de mil delegados de todas partes del mundo.

Desde 1960, la labor de generaciones de investigadores, tecnólogos e innovadores en la mayor isla de las Antillas ha marcado pauta en el desarrollo económico y social de la nación y constituido baluarte en la defensa de ideas justas a nivel latinoamericano y global.

Esa noción de hermandad fue la que reunió en el Palacio de Convenciones de La Habana a especialistas en diversas ramas de la ciencia, con el afán de compartir nuevos conocimientos y experiencias de trabajo, fomentar la cooperación, la conformación de redes e incentivar la creación de espacios para que la tecnología y la innovación aporten de manera creciente y sostenible a la solución de las necesidades de los pueblos.

Al respecto, el presidente de la Academia de Ciencias Sociales de Vietnam, Nguyen Quang Thuan, reconoció el avance de Cuba en los campos científico y tecnológico y aseguró que continuará la cooperación bilateral en esos sectores.

A través de la colaboración que existe de manera tradicional entre nuestros países, con el potencial científico y tecnológico que esta nación ha desarrollado, estamos seguros de que Vietnam y Cuba seguirán cosechando resultados positivos para contribuir decisivamente en el desarrollo de ambos países, dijo Quang a Correo de Cuba durante el cónclave.

El experto adelantó que en el futuro inmediato, en medio de lo que denominó la cuarta revolución tecnológica global, su país se integrará más amplia y profundamente a la economía del mundo a través de diferentes convenios regionales e internacionales.

La convención promovió el abordaje de temáticas relevantes para la investigación y la innovación en el contexto actual, tales como producción de alimentos, fuentes renovables de energía, biotecnología e industria farmacéutica, cambio climático, tecnologías de la información y las comunicaciones.

En este último tópico destacaron las ponencias de la joven Unión de Informáticos de Cuba (UIC), una organización de la sociedad civil cubana, creada el 7 de marzo de 2016.

La UIC pretende erigirse como una plataforma de intercambio; los organizadores de la convención nos convocaron a preparar uno o dos temas para el evento, y esa idea se convirtió finalmente en un taller de carácter internacional sobre Tecnologías de la Información y las Comunicaciones para el Desarrollo Sostenible, declaró Ailyn Febles, presidenta nacional de esa institución,.

La directiva señaló que Cuba resulta muy atractiva para la comunidad internacional debido al talento humano que se ha formado en la nación antillana en los temas de tecnología durante los últimos años.

Nuestras delegaciones han generado gran impacto en eventos anteriores; por tanto, convocarnos desde la sociedad civil, teniendo en cuenta nuestro trabajo en pos de alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible para 2030, ha llamado la atención de muchas personalidades que ahora están en La Habana para intercambiar, analizó Febles.

La I Convención Internacional de Ciencia, Tecnología e Innovación abarcó 10 eventos principales y casi 60 modalidades, con 750 ponencias y una feria expositiva que fueron reflejo de la noción de sistema que defiende la comunidad científica cubana.

Esta visión promovió la participación de empresas, centros de investigación, universidades, entidades de interface y organizaciones internacionales, entre otras.

Como parte del empresariado que participó en la cita de La Habana, el especialista español Javier Quilis, director general de la compañía Elemcom, manifestó su intención de potenciar la cooperación con Cuba en materia de equipamiento de sistemas de riego en la agricultura.

Nuestro principal punto de contacto con Cuba se ha dado en la parte de equipamiento, principalmente en la automatización de los regadíos, señaló Quilis a Correo de Cuba.

Por otro lado, el directivo español destacó que la convención resultó un espacio fundamental para conocerse y compartir ideas y experiencias entre profesionales.

Uno se sorprende en este tipo de eventos, pues en una parte del mundo los procedimientos se hacen de una manera y en otras regiones difieren totalmente, y estos son los momentos para realizarse las preguntas pertinentes sobre esos temas, declaró.

Elemcom se especializa en soluciones de equipos electrónicos y sistemas en torno a telecomunicaciones, seguridad, así como la eficiencia energética e hídrica.

Auspiciado por el Ministerio cubano de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, el encuentro fue más allá de considerarse un evento científico para convertirse en un espacio integral, que abarcó la innovación desde la idea hasta la comercialización del producto, y concibió la ciencia y sus aplicaciones como una herramienta para la sociedad.

Javier Quiles, director general de la Compañia Elemcon de España, durante la Convención.Víctor Ramos, representante de la Huawei en América Latina, durante la Convención.Conferencia de prensa de la Primera Convencón Internacional de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.Nguyen Quang, presidente de la Academia de Ciencias Sociales de Viet Nam. La Habana, punto internacional de convergencia para las ciencias. En la I Convención de Ciencia Tecnología e Innovación participaron más de mil delegados de todas partes del mundo.

Categoria: