Las guayaberas de Zaza del Medio

.- Las guayaberas de Zaza del Medio

Por Elizabeth Borrego Rodríguez

La guayabera se inscribe en el mercado nacional y persigue la conquista de clientes extranjeros, con producciones de probada calidad elaboradas en el taller El Artesano, ubicado en Zaza del Medio, provincia Sancti Spíritus, tierra de aportes indiscutibles a la concepción de la prenda nacional cubana.

Según reseñan los historiadores locales, este tipo de camisa, surgida de la inventiva de dos inmigrantes españoles a inicios del siglo XVIII, afianzó su confección en Zaza del Medio gracias al sastre Ramón Puig, conocido como el Rey de las guayaberas.

La tradición sobrevivió en esta localidad del municipio Taguasco, ubicado en el centro de Cuba, donde se elaboran piezas a la medida para empresas y personas naturales con una moderna tecnología importada desde México.

Aunque por más de dos décadas este taller concibió las prendas para su comercialización, actualmente sus producciones se afianzan dentro del mercado nacional luego de un proyecto inversionista que incluyó la reparación del edificio y la renovación de las máquinas.

Así lo confirma la variedad de sus compradores, entre los que sobresalen el Comité Central del Partido, los órganos del Poder Popular en Sancti Spíritus, entidades de los ministerios de Cultura y Justicia, así como trabajadores del turismo y diputados a la Asamblea Nacional.

El subdirector de la Empresa de Producciones Varias (Emprova) de Taguasco, Eric Orozco Gómez, explicó que esta inversión persigue, además, la introducción de las guayaberas producidas por esta industria local en mercados internacionales a través de contratos en divisa.

El mencionado taller, perteneciente a la Emprova, elabora actualmente prendas en una variada gama de colores con posibilidad de pago en moneda nacional y convertible.

Su administradora, Anay López Concepción, aseguró a Correo de Cuba que entre sus producciones se encuentran —además de las camisas masculinas— vestidos guayaberas y conjuntos de dos piezas para ambos sexos adecuados a las medidas y exigencias del cliente.

La prenda nacional se distingue por la complejidad en la elaboración de sus atributos principales —alforzas, bolsillos y la distribución de botones—, por lo que una costurera promedio podía demorar en su confección cerca de tres días, subrayó la funcionaria.

Con la modernización y reparación capital del taller, concluida en octubre de 2016, cada trabajador de la entidad puede producir actualmente hasta dos camisas al día sin descuidar la buena factura.

El Artesano cuenta con 11 trabajadores, entre costureras y sastres, quienes disponen de máquinas especializadas para la elaboración de las prendas, aunque —al decir de su administradora— todos parecen dotados con habilidades naturales, patrimonio de esta localidad.

De esta manera los clientes pueden aspirar a una pieza de calidad, poseedora de los valores más autóctonos de la prenda nacional cubana, salida de las hábiles manos de artesanos de Zaza del Medio.

 

La guayabera cubana, nacida en las márgenes del río Yayabo, en Sancti SpíritusTaller El Artesano, donde se producen guayaberas de probada calidad.

Categoria: