Limitar entrada de divisas es una "política de crueldad" impuesta por EE.UU. contra Cuba.

Tomado de Sputnik

LA HABANA — La decisión de EEUU de restringir la entrada de divisas a Cuba a partir del 9 de octubre, es parte de la política de crueldad implementada por la administración del presidente Donald Trump hacia la isla, expresó a Sputnik la doctora María Isabel Alfonso, coordinadora del grupo Cuban Americans For Engagement (CAFE).

"La medida es parte de la política de crueldad implementada por la administración Trump hacia la isla. Puede verse detrás de ella la mano de sus consejeros y "expertos", algunos de los cuales ya ni siquiera son parte de su administración" comentó a esta agencia la también profesora en el Departamento de Lenguas Modernas del Saint Josephs College, en Nueva York.

Desde este 9 de octubre, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) modifica la política de remesas a la isla, después de enmendar el Reglamentos de Control de Activos Cubanos, estableciendo que una persona radicada en EEUU solo podrá enviar un máximo de 1.000 dólares cada tres meses por concepto de remesas familiares a un cubano residente en la isla.

Esta medida fue anunciada inicialmente en abril pasado, por el exconsejero de Seguridad Nacional John Bolton, uno de los artífices de las más recientes sanciones contra Cuba y recientemente despedido de la Casa Blanca, junto a otras sanciones que incluyeron la restricción de viajes a la isla de ciudadanos estadounidenses, ratificadas el 6 de septiembre por el secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin.

"Otros –subrayó la doctora Alfonso-, todavía lo son, y tal es el caso de Mauricio Claver-Carone; es un nombre que ningún cubano de cualquier latitud y época debe olvidar, pues es el arquitecto detrás de muchas de estas medidas que buscan asfixiar al cubano de a pie (…) Por años ha cabildeado en Washington para llevar el embargo hasta sus últimas consecuencias".

La catedrática cubanoamericana explicó a Sputnik que desde su primer puesto en la administración Trump, dentro del equipo de transición en el Departamento del Tesoro, hasta su actual posición como director de asuntos sobre Hemisferio Occidental dentro del Consejo de Seguridad Nacional, el objetivo de Claver-Carone –de origen cubano- ha sido deshacer la política de normalización de la administración de Barack Obama (2009-2017).

"Busca cumplir las promesas de campaña de Trump con respecto a Cuba, pero más que eso, llevar a cabo sus inhumanas fantasías con respecto a Cuba: causar hambre, penurias y necesidades para que el pueblo se lance a las calles", agregó Alfonso.

La nueva decisión de la OFAC excluye de ser beneficiarios de remesas a "funcionarios prohibidos del Gobierno", o "miembros prohibidos del Partido Comunista de Cuba", así como a familiares cercanos de los mismos.

Tampoco se autorizarán remesas en forma de donaciones, aunque se permitirán envíos ilimitados a ciertas personas y organizaciones no gubernamentales", lo que se prevé –según la decisión del Departamento del Tesoro- a trabajadores del sector privado.

La profesora del Saint Josephs College, en la Gran Manzana, insistió que, a la par que cierran la entrada de dinero a las familias, la abren para operaciones de cambio de régimen, a las cuales la actual administración dedicó más de 22 millones de dólares hasta la fecha.

"Es todo parte de un diseño macabro que busca socavar la dignidad no sólo del gobierno de Cuba, sino de todos los cubanos", enfatizó la doctora Alfonso.

Esta medida recién aplicada contra Cuba se une a las prohibiciones de viajes de ciudadanos estadounidenses y la entrada de cruceros a la isla, y las recientes sanciones contra empresas navieras que trasladan petróleo a la isla, calificadas por el Gobierno cubano como un recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que desde 1962 EEUU impone a la Mayor de las Antillas.

Categoria: