Listas dos nuevas tecnologías para producción de níquel en Cuba

Por María Julia Mayoral

Fotos: Archivo

Dos nuevas tecnologías con el fin de mejorar la producción de níquel en Cuba están listas para su posible introducción en la industria, informó la entidad científica a cargo de los estudios.

Ambas iniciativas responden al interés nacional de afianzar la sostenibilidad económica y medioambiental del sector, dijo a Correo de Cuba la ingeniera química Alejandra Naida Hernández, directora del Centro de Investigaciones para la Industria Minero Metalúrgica (Cipimm).

Según esbozó, las propuestas versan sobre la preparación de pulpa de mineral y la reducción de las emanaciones de sulfuro de hidrógeno, provenientes del proceso fabril. En estos momentos, explicó, realizamos las negociaciones con la empresa mixta Moa Nickel S.A., para la posible transferencia de tecnología a la fábrica Comandante Pedro Sotto Alba en el oriente del país, lo cual podría representar entradas financieras para el Cipimm.

Moa Nickel S.A., con la participación de la empresa canadiense Sherritt, representa un elemento clave en las más recientes fases de expansión productiva de la Pedro Sotto Alba, que actualmente tiene capacidad para procesar unas 37000 toneladas anuales de sulfuro de níquel más cobalto, comentó el director general de Minería del Ministerio de Energía y Minas, Juan Ruiz Quintana.

De acuerdo con las investigaciones, la aplicación de las nuevas inventivas permitiría aminorar los consumos energéticos en el proceso de reducción de los minerales mediante el empleo de productos que sustituyen al petróleo, así como elevar la eficiencia en la extracción de níquel más cobalto, señaló Hernández.

En 2006, soluciones tecnológicas del Cipimm permitieron acrecentar los rendimientos en la Pedro Sotto Alba; ello se tradujo en millonarios ingresos para el país, mientras que los pagos a nuestra entidad facilitaron la compra de moderno equipamiento, destacó la ingeniera.

Fundado en 1967, el Centro registra entre sus éxitos los estudios nacionales que respaldaron la puesta en funcionamiento de 15 plantas para el procesamiento de cobre, níquel y oro en el período de 1970 a 1991.

En el lapso de 2010 a 2015, tecnologías del Cipimm aseguraron la entrada en operaciones de tres plantas para la extracción de oro y ampliaron los conocimientos sobre el uso de la zeolita en la agricultura, la alimentación animal, y el tratamiento de agua y residuales, apuntó la ejecutiva.

Categoria: