Longevidad

Petronila, la persona más longeva de CubaPor Alfredo Boada MolaA sus 113 años de edad, Petronila Hernat Vázquez, una ancianita que habla sin titubear y se mueve con cierta soltura, es la persona más longeva que actualmente vive en Cuba.Petronila sucedió en esta jerarquía a Juana Bautista de la Candelaria Rodríguez, conocida como Candulia, una mujer nacida el 2 de febrero de 1885 y que llegó a vivir 127 años en la finca Santa Rosa, del municipio de Campechuela, en la oriental provincia de Granma.Entre los hombres, Benito Martínez Abogán, nacido en Caveallón, Haití, el 19 de junio de 1880, según su cédula de identidad, y al que sus amigos llamaban Avión, vivió 124 años y fue considerado en su tiempo el hombre más longevo de Cuba.Natural de la central provincia de Ciego de Ávila, a unos 425 kilómetros al este de La Habana, Petronila, nacida el  29 de abril de 1901, desde muy joven se trasladó a vivir a Las Tunas junto con sus padres, Gabino y María, quienes vivieron más de 100 años él y 90 ella.Petronila, reside en el número 13 de la Calle 17 del Reparto Aguilera, en la ciudad de Las Tunas, nunca se casó formalmente pero tuvo un marido oriundo de Barbados que murió en Cuba. De aquella unión resultaron un hijo, un nieto y dos biznietos.Persona afable, cooperadora y contenta, es la segunda de 11 hermanos, de los cuales aún viven siete.A la mujer de más edad en Cuba le gusta mucho la música, escuchar radio, compartir con su familia y criar animales. Sus vecinos dicen que es muy trabajadora. A ella también le gusta cuidar las plantas y barrer su pequeño patio de tierra. La ancianita recordista prefiere levantarse bien temprano, a eso de las tres de la mañana. Ella realiza varias actividades durante el día y se mueve con soltura sin ningún tipo de ayuda. Hasta hace poco, una vez se encaramó en una mata de mango para agarrar y deleitarse con una de esas gustosas frutas cubanas. Cuenta la veterana que le gusta ingerir muchos vegetales, degustar un sabroso ajiaco, sobre todo si es de maíz tierno, así como lavar de vez en cuando su propia ropa en la batea. Actualmente, vive con una sobrina, quien le cocina los alimentos pero le permite que ella misma se caliente el agua para bañarse en un antiguo fogón de carbón, al estilo de como acostumbraba hacer antaño.La doctora Iliana Reyes, especialista de II grado en Medicina General e Integral y Máster en Longevidad Satisfactoria, que desde hace 12 años atiende a Petronila, explicó a Prensa Latina que Cuba tiene un programa especial de atención a los longevos, que contempla el seguimiento periódico de su salud, charlas educativas de prevención tanto para ellos como para sus familiares, entre otras acciones.Y es que más de mil 500 personas mayores de 100 años de edad viven actualmente en Cuba, uno de los países de América Latina cuya población envejece más rápido, debido a factores como la elevación de la esperanza de vida al nacer que es ya de 78 años.A medida que mejora la duración media de la vida y la pirámide de población se ensancha, los casos de longevidad excepcional son cada vez más numerosos en nuestro país, cuyo escenario demográfico lo caracteriza el decrecimiento y el envejecimiento poblacional, bajos niveles de fecundidad y mortalidad, así como muy baja mortalidad infantil y una larga esperanza de vida.En Cuba, un país que expone una de las menores tasas de mortalidad infantil del planeta con 4,2 por cada mil niños nacidos vivos, una persona de 60 años de edad tiene una expectativa de vivir al menos 22 años más y, si ya alcanzó la edad de 80 años, puede disfrutar la vida por 8,8 años más.Pero la tasa global de fecundidad es de solo 1,73 hijos por mujer, por debajo del indicador necesario para el remplazo poblacional, y los especialistas afirman que si en el 2010 había en Cuba un niño menor de 14 años por cada adulto mayor, para el 2025 nuestro país tendrá la mayor proporción de personas mayores de 60 años en América Latina.Actualmente, el 18,3 por ciento de la población cubana tiene más de 60 años, según el último Censo de Población y Viviendas. Se estima que si continúa esta tendencia, para 2015 la cifra será del 25 por ciento. Dentro de 15 años rebasará el 30 por ciento y se duplicará en el 2050.Recientemente, el Seminario Internacional Longevidad Activa y Satisfactoria debatió en el Palacio de Convenciones de La Habana los retos sociales, económicos y de salud por el envejecimiento progresivo de la población en Cuba y el mundo.El programa, organizado por la Asociación Médica del Caribe y el Club de los 120 años de Cuba, contempló un encuentro de centenarios. En entrevista para Prensa Latina durante ese evento, la doctora Mirta García Gort, a cargo de una investigación en todo el país, afirmó que los centenarios cubanos son personas que enfrentan la vida con mucho optimismo y actitud para oponerse a los obstáculos.Un estudio de la doctora Ludmila Brenes Hernández, especialista de I grado en Gerontología y Geriatría, sobre la salud de esos centenarios, indica por otra parte que son personas que se caracterizan por un estado cognitivo normal, baja prevalencia de hábitos tóxicos como fumar o tomar bebidas alcohólicas y padecen pocas enfermedades crónicas.

Categoria: