Los cubanos de Vigo aplauden el acuerdo de Obama y Castro

Brindan en la zona peatonal de O Calvario para que 2015 traiga el fin del bloqueo
Los cubanos se concentraron ayer en el barrio de O Calvario para celebrar el acuerdo
La reanudación de relaciones diplomáticas entre EEUU y Cuba, rotas desde 1961, se celebró ayer en Vigo con una concentración en la calle peatonal de O Calvario organizada por la asociación cubano galega Haydée Santamaría. Allí hicieron un brindis por esta noticia y también por la liberación de los agentes cubanos del grupo de "Los Cinco" condenados en 2001 que aún estaban encarcelados en EEUU. Los cubanos expresaron su deseo para 2015, que no es otro que el fin del bloqueo económico.
Coinciden con las declaraciones del presidente Obama, para quien el bloqueo no ha servido para nada, pero añaden que “significó el sufrimiento de varias generaciones de cubanos y la imposibilidad de  tener un mejor desarrollo económico y social”, según afirma la presidenta de la asociación, Jamari Llanes, que ya lleva 25 años afincada en Vigo. Este colectivo considera que la decisión es fruto de la lucha de su pueblo y su gobierno, pero también de la solidaridad internacional especialmente de América Latina y últimamente de Canadá y el Papa, sin olvidar la visita del fallecido Manuel Fraga a la isla en pleno periodo especial, “contradiciendo la política anticubana y desestabilizadora del presidente Aznar”. Jamari Llanes dijo ayer que es una noticia importante para todos los cubanos y que permitirá mejorar la economía. En cuanto a los cubanos del exilio que rechazan el acuerdo, considera que el bloqueo les beneficia porque reciben ayudas para vivir. “Yo estoy muy alegre con el cambio, siempre que no toquen nuestros principios, eso no es negociable. Nosotros nos abrimos al mundo y queremos que el mundo se abra a nosotros”, afirmó.
En Vigo viven unos 400 cubanos, según el censo municipal.  Uno de ellos es Yucel Carballo, que lleva casi 6 años en la ciudad y que también se mostró satisfecho con la apertura del diálogo después de tantos años aunque es consciente de las dificultades que tendrá Obama para que el Congreso apruebe el fin del embargo. En su opinión,  el acuerdo es bueno para las dos partes y haría crecer la economía y el turismo. Yucel considera que se veía venir, sobre todo después del apretón de manos de Obama y Raúl Castro durante el funeral de Nelson Mandela y de la intervención del Papa. Preguntado por las críticas de cubanos de Miami, señala que “todos somos cubanos, ellos deberían desear el bienestar de los que viven en Cuba. Esto genera una especie de xenofobia entre nosotros mismos sin sentido”. Otros cubanos destacaron la posibilidad de viajar sin tanta burocracia, de facilitar el acceso a productos como medicinas y a internet.

Categoria: