Los cubanos en EEUU rechazan las nuevas medidas restrictivas de Washington.

Las nuevas medidas aplicadas por Estados Unidos contra Cuba solo hacen que haya más víctimas en nuestra comunidad y entre nuestras familias en Cuba, aseguró a Sputnik el activista cubanoamericano Vicente Amor, residente en la ciudad estadounidense de Tampa, al suroeste del estado Florida.

"Siento vergüenza de los políticos [estadounidenses] que afirman representar a la comunidad cubana en Washington. Sus excusas para implementar leyes y más leyes para afectar a Cuba son ridículas, y las consecuencias solo hacen que haya más víctimas en nuestra comunidad y entre nuestras familias en Cuba", comentó Amor, quien es vicepresidente de la Alianza para una Política Responsable con Cuba (ARCP).

El activista nacido en Cuba y residente en Estados Unidos, reaccionó al reciente anuncio del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, de la aplicación del Título III de la ley Helms-Burton, que a partir del 2 de mayo permitirá a los ciudadanos estadounidenses establecer demandas judiciales por las propiedades nacionalizadas o confiscadas en Cuba a principios de la década de 1960.

Esta ley, promulgada en 1996, establece normas relativas al fortalecimiento del bloqueo económico comercial y financiero impuesto desde 1962 contra Cuba, que incluye sanciones a terceros países, y a una supuesta ayuda en caso del derrocamiento del actual gobierno de la isla y lo que consideran un futuro gobierno de transición.

En tanto, la aplicación del título III de la ley fue suspendida durante 23 años por todas las administraciones estadounidenses, y ha sido un tema clave en las discrepancias de Washington con la Unión Europea y otros países que tienen inversiones en la isla.

Según Vicente Amor, la ley Helms-Burton, "además de estar en contra del interés nacional de Estados Unidos, no contribuye a la solución de las disputas entre el Gobierno de Cuba y las personas cuyas propiedades fueron nacionalizadas".

Por su parte, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, anunció el pasado 17 de abril la aplicación de restricciones a los viajes a Cuba de ciudadanos estadounidenses, la reducción de las remesas familiares y la incorporación de nuevas empresas a la lista de entidades prohibidas para el comercio con EEUU.

"Espero que el recrudecimiento de este enfoque obsoleto y fallido permita a la comunidad cubana ver la verdadera cara de estos políticos en venta, y de una vez por todas, por el bien de esta gran Nación [EEUU] y nuestra comunidad, los saquemos de Washington, pronto", enfatizó el vicepresidente de ARCP.

En un documento divulgado en las redes sociales, el activista cubanoamericano residente en Tampa cuestiona las medidas discriminatorias contra los ciudadanos estadounidenses, de viajar a Cuba, incluso de hospedarse en un emblemático hotel habanero (Ambos Mundos) donde residió temporalmente el Premio Nobel de Literatura Ernest Hemingway.

Texto tomado de Sputnik

Fotos tomadas de Cubadebate

Categoria: