Mar y playas en Cuba, saludable mirada

Texto y fotos: Roberto F. Campos

Adorable encanto el de las playas y el mar en Cuba, razón suficiente para confraternizar con el colorido y el calor tropicales.

Cuba tiene coherencias perfectas en sus más de 200 playas, entre las que pueden destacarse la muy renombrada Varadero, las del este habanero, o las de los cayos virginales.

De los 588 kilómetros de playa que existen en Cuba, 256 figuran como parte de las 12 regiones turísticas principales, con buenas instalaciones hoteleras y náuticas en zonas de reforzamiento de los planes de desarrollo recreativo.

Las playas cubanas, además de centro de recreo, tienen una infraestructura que permite las prácticas de deportes como las velas ligeras, las motos acuáticas, el kayac y todo tipo de remolques facilitados por diferentes puntos náuticos, snorkeling y buceo.

Lo mejor es comenzar el paseo de cara al mar cubano, a sus costas, ya sea como simple bañista o mediante excursiones marineras que en el archipiélago abundan.

Mencionemos algunas de esas playas y lugares naturales, a manera de guía práctica que debe complementarse con su disfrute.

Playas del este de La Habana

Entre las playas más conocidas de Cuba se encuentran algunas como prolongación de La Habana, la capital. Consisten en una extensión especial de arena y mar, a unos 20 minutos de viaje en automóvil desde cualquier hotel de la urbe central.

Varios son los nombres que aparecen en orden, desde que se avanza, atravesando el túnel de La Habana, acompañados por un paisaje muy grato de costa, por donde se encuentran los barrios periféricos de la Ciudad Camilo Cienfuegos, Alamar y Cojímar. Poco más allá aparece la silueta arenosa.

Se trata de al menos 18 kilómetros de playas con aceptable infraestructura hotelera y recreativa, sobre todo para la práctica de deportes náuticos. Las playas se nombran Bacuranao, Tarará, Mégano, Santa María del Mar, Boca Ciega y Guanabo, y un poco más lejos, en la misma línea del litoral, Arroyo Bermejo.

Aunque resulta muy fácil disfrutar de la zona desde un hospedaje en cualquiera de los hoteles habaneros, propiamente en el área playera se encuentran establecimientos apropiados, además de una gama de apartahoteles e instalaciones más pequeñas, pero todas de muy buenas condiciones.

Varadero, la playa azul

Varadero, en la occidental provincia de Matanzas es, sin lugar a dudas, la playa más famosa y distinguida de los cubanos; por lo menos, ese es el parecer de muchos extranjeros que visitan a Cuba con frecuencia.

Se trata del polo turístico de sol y playa por excelencia de la isla, con una infraestructura hotelera apropiada y en crecimiento, además de condiciones creadas para la práctica de muchos de los deportes náuticos.

Varadero se encuentra en una lengüeta de tierra nombrada península de Hicacos, cuyo punto más septentrional, Punta de Morlas, es -a su vez- la zona más norteña de toda la isla de Cuba.

También conocida como la Playa Azul, se encuentra a unos 140 kilómetros hacia el este de la capital y tiene excelentes vías de comunicación.

En Varadero hay tres marinas: Dársena Varadero, Chapelín  y Gaviota, esta última en el extremo de la península actualmente la mayor donde existe un embarcadero y alojamiento impresionantes (Gaviota Marina Varadero). Por ello son habituales las prácticas del yatismo, las excursiones en veleros y catamaranes, y el buceo.

Como curiosidad, la prolongación de la península de Hicacos se compone de por lo menos 10 cayos menores; uno de ellos Monito, donde cada año anidan colonias de gaviotas.

En materia de hoteles se encuentran los Meliá Varadero y Meliá Las Américas, Sol Palmeras, Bella Costa y Tuxpan,  Las Morlas, Hotel Internacional de Varadero y Oasis, junto con una amplia gama de novedades.

Las playas en Jardines del Rey

Cayo Coco está a la cabeza de una serie de islotes muy populares a  través del turismo ubicado en la cayería centro-norte de la Isla. Comercialmente, esa zona se denomina Jardines del Rey. Además de Cayo Coco se encuentran Cayo Romano y Cayo Paredón Grande.

Como atractivo fundamental albergan a unas 15 000 parejas de flamencos y otros animales típicos del territorio, donde se ubica también una barrera coralina a la que se puede acceder mediante embarcaciones.

Cayo Coco tiene 370 kilómetros cuadrados y se une con la tierra firme de la provincia de Ciego de Ávila -a la cual pertenece- por una vía de 17 kilómetros de largo sobre aguas, denominada pedraplén.

En aquel lugar se disfruta de varios complejos turísticos y hoteleros que hacen la estancia mucho más agradable, a la par de disfrutar de la naturaleza.

Las playas tienen una extensión excelente de aguas tornasoladas y arena fina. En algunos puntos la costa es sumamente baja y permite el acceso de familias, sobre todo con sus niños.

Otras, como Las Coloradas, donde radica el Hotel Sol Club, tienen un entorno virginal, apropiado para el descanso o para quienes buscan un lugar retirado.

Asimismo, allí destaca la playa Pilar, en Cayo Guillermo, donde se aprecia un paisaje estupendo y de paso rinde homenaje al nombre del yate de Ernest Hemingway, quien apreció esos parajes en su justa medida.

Santa Lucía, Camagüey

En la costa norte de la región oriental de Cuba se halla la playa de Santa Lucía, con 17 kilómetros de arena fina, una de las más demandadas por los viajeros interesados en el mundo de la náutica, o simplemente para broncearse al sol.

Allí, la hotelería cuenta con muchas bondades  como la instalación Brisas Santa Lucía, en un paisaje sumamente atractivo para los amantes de la náutica recreativa.

Camagüey es la provincia de los tinajones, grandes envases tradicionales realizados por alfareros a manera de globo que se emplean por los lugareños para recoger agua de lluvia y adornar el paisaje urbano.

Guardalavaca, Bariay, Esmeralda… maravillosas

Lo más curioso comienza con el nombre, ya que muchas personas llegaron a nombrarla pensando que su origen respondía a algún marinero que ocultaba su bote allí; realmente se nombra Guardalavaca a una playa oriental de singulares bellezas. Se encuentra en la provincia de Holguín, en el nororiente cubano.

Zona de tradiciones culturales y colores variopintos. Guardalavaca se apoya en una infraestructura hotelera excelente, como el hotel Las Brisas.

En Holguín se encuentra un aeropuerto internacional en el que aterrizan aeronaves directamente desde Europa, cada semana.

Por su parte, Playa Blanca, en Bariay, es de arena fina, bastante extensa, rodeada de una vegetación exuberante que cualifica la naturaleza del lugar.

Lo más interesante es que por ese sitio, el 27 de octubre de 1492, desembarcó por primera vez el almirante genovés Cristóbal Colón al llegar a Cuba.

También en Holguín se encuentra Playa Esmeralda, en una región turística nombrada Estero Ciego que cuenta con hoteles como Sol Río de Luna y Sol Río de Mares, entre otros.

En esa zona  también aparece un complejo turístico en Puerto Pesquero, con excelente playa que completa el panorama de un recreo verdaderamente integral y atrae constantemente a viajeros de todo el mundo.

Hay mucho más lugares maravillosos que los viajeros, tanto extranjeros como cubanos, reclaman cada año, tanto en verano como en los efímeros inviernos.

Polo turístico de Cayo Coco, en la provincia de Ciego de ÁvilaPlaya de Guanabo, al este de La HabanaPlaya de Guardalavaca, HolguínPlaya de Santa Lucía, CamagüeyVaradero, la Playa Azul de Cuba

Categoria: