Mensaje de la Asociación de Cubanos Residentes en Japón "José Martí".

Nuestra Cuba llena a sus hijos, incluso a los más lejanos, de profundo orgullo. Esperamos llegue, desde aquí, a nuestros hermanos, el apoyo incondicional y la fuerza necesaria para mantenerse sanos y continuar llevando vida a otras latitudes del planeta.

A los casi 600 profesionales cubanos que se encuentran luchando contra la COVID-19 en 14 naciones, gracias por su entrega y valor. A los enfermeros, técnicos y doctores que permanecen en territorio nacional protegiendo a nuestros compatriotas, a pesar de los riesgos y el cansancio, hágase sentir el aplauso.

Cuba encarna el espíritu del bien común por encima de todo, aún con dificultades añadidas. Si para el resto de los países controlar la propagación y avance de esta terrible pandemia es un desafío, para nosotros el bloqueo impuesto por los Estados Unidos constituye un agravante.

La política del gobierno norteamericano, entre otras muchas cosas, impide el arribo de donaciones a la Isla, así como de equipamiento médico indispensable para el tratamiento a la enfermedad. Se trata de la salud de 11 millones de cubanos, por lo que exigimos el cese de esta injusta y peligrosa política.

Tenemos plena confianza en la disciplina y conciencia de cada cubano para cuidar de sí mismo y de los suyos. Sabemos acatarán las medidas dictadas por las autoridades sanitarias pertinentes con la mayor disposición y responsabilidad por la vida.

Categoria: