Obama: Cuba dice No a este mundo de guerras globalizadas y premios indecentes

Por Mercedes López-Lanuza Barthelemy. (Presidenta de la O.N.G. Awon Iyaami y cubana residente en Asturias)

Publicado en Cubainformación.

Próximamente Cuba recibirá la visita del presidente de los Estados Unidos, el señor Barack Hussein Obama, el segundo mandatario de EEUU que, en la historia, hará este viaje oficial, antecedido por el presidente Calvin Coolidge, del Partido Republicano, en 1928. En mi país no queda ni rastro del neocolonialismo atávico y trasgresor impuesto por E.E.U.U. en aquel momento histórico con la Enmienda Platt a la cabeza, una enorme vergüenza para los cubanos, aceptada por aquellos que vendieron la soberanía de Cuba.

 Todos los políticos, personalidades, presidentes, y autoridades religiosas han sido recibidas con el respeto y el calor del pueblo cubano, un país donde las normas y las leyes internacionales son cumplidas estrictamente siempre; por lo tanto exigimos que respeten nuestra soberanía y reconozcan al gobierno revolucionario de la Republica de Cuba como el representante genuino de las cubanas y cubanos que vivimos dentro y fuera del país. El pueblo cubano le da la bienvenida a todo el que venga en son de paz.

El odio no es nuestro negocio, por esa razón los pueblos del mundo, incluyendo los enemigos, respetan a Cuba; por la defensa de su soberanía, sus convicciones, por solidaridad y compromiso con la humanidad.

En reciprocidad todos los países han respaldado a Cuba, contra su genocida bloqueo exceptuando EEUU, ejecutor, el poder unívoco de las guerras, la muerte y la devastación; e Israel, régimen sionista que mantiene al pueblo palestino en estado de apartheid, asesinando a la población civil con toda impunidad, y reduciendo a escombros casas, escuelas y hospitales donde perecen niños cada día, que son el futuro de esa sociedad.

Nuestro país es respetado pero no es temido, pues no tenemos arsenales armamentístico que pongan en peligro la supervivencia del mundo; no imponemos políticas aberrantes y sanciones unilateralmente a otros países; no tenemos bases militares alrededor del mundo para poner de rodillas a los pueblos con soldados "salvadores" los cuales han violado a niñas y jóvenes como por ejemplo en Colombia, donde el pueblo está en contra de la 7 bases militares existentes en esa región; no fomentamos el odio entre los pueblos, pero mucho menos pagamos a mercenarios que insten al odio y a la violencia en aras de la guerra sucia desde dentro de un país, prolegómeno de un ataque destructivo a cualquier país soberano para que empresas trasnacionales construyan sobre las cenizas de la devastación y la muerte.

No invadimos países, Estados Unidos sí, con el resultado de millones de muertos. Poblaciones enteras desaparecen cada día y millones de personas son desplazadas de sus países en guerra, una verdadera tragedia humana, por sus intereses espurios, para apoderarse de los recursos naturales, por geopolítica, o simplemente por no obedecer la política de Washington.

Desde 1775 a la fecha de hoy, EEUU ha invadido países en todos los continentes y ha realizado intervenciones militares según recoge el informe RL30172 del Servicio de investigación del Congreso de Estados sobre Relaciones internacionales: 1975 Canadá y Atlántico, 1898 -1902 Cuba, Puerto Rico, y Pacífico, 1914-1915 Mexico, Haití hasta 1934, 1994, 2004, 1989 Panamá, en América 27 en distintos países del área. África del norte 1801- 1805, China 1859 y 1900, Vietnam 1959 - 1975, Irak 1990, 2003, Libia 2011. Playa Girón en Cuba, invasión apoyada por EEUU. Estos son sólo algunos ejemplos expuestos.

Los refugiados son el vestigio de su Premio Nobel de la Paz, coronado por los drones que matan, con la creación de ejércitos despiadados, que en nombre de una religiosidad, como Las Cruzadas en la edad media, asesinan, esclavizan, arrasando al humanismo como "plagas bíblicas", esos proscritos son el resultado de la política exterior imperialista norteamericana. (ver foto del senador John McCain republicano con Abu Bakr Al Bagdadi cabecilla de los terroristas y ver que sucedió con los 23 tripulantes del ejercito de su propio país del helicóptero que llevó al cuerpo de Bin Laden al "mar" , según algunas fuentes).

Nosotros no hemos bombardeado con Napalm, bombas de racimo, fosforo vivo, o la Atómica, a ningún país. Además de las guerras bacteriológicas que utiliza EEUU de manera sórdida para exterminar a sus "enemigos". Armamento que desarrolla también con el dinero de los contribuyentes, a los que les niega sin embargo el derecho a la gratuidad en la salud y educación elementales para la aplicación de los derechos humanos.

No utilizamos el dinero de los contribuyentes con el objetivo de armar ejércitos foráneos o mercenarios para mantener su sucia y deleznable hegemonía disfrazada de su mesianismo enfermizo. Por ejemplo, los "alzados del Escambray" financiados por la CIA, los que asesinaban a campesinos, además de los alfabetizadores Manuel Ascunce Domenech y Conrado Benítez. En estos momentos pagan dentro de Cuba a unos grupúsculos carentes de ideología por ser mercenarios, como las damas de blanco (en minúscula a propósito), Berta Soler y Guillermo Fariñas entre otros, alteran el orden público como provocación para ser detenidos y servirles a los medios terroristas una falsa información de lo que sucede en Cuba.

Este es un mundo de guerras globalizadas y de premios indecentes: Vd. mismo, con su historial guerrero, recibió el Noble de la Paz; y a un mercenario como Guillermo Fariñas se le otorgó el Premio Sájarov, por parte de la misma Unión Europea que acaba de establecer un abominable acuerdo con Turquía sobre los refugiados.

No segregamos a la población negra, que es asesinada por la policía con la mayor impunidad en el país más "democrático del mundo", EEUU.

La mayor población penitenciaria estadounidense es negra y latina.

No hacemos deportaciones en masa de migrantes sin papeles, a los latinoamericanos, separando a padres de sus hijos; dejándoles a merced de mafias traficantes de órganos y esclavistas sexuales. Qué paradoja, a Cuba se le acusó de separar los hijos de los padres para adoctrinarlos como cautivos del comunismo.

Sobre sus leyes migratorias, Cuba no fomenta la ilegalidad y muerte, por incumplimiento, del tratado migratorio entre mi país y el suyo, el cual no es cumplido por EEUU, como también la aplicación de la ley pies secos y mojados. La prohibición impuesta a sus ciudadanos de manera arbitraria de viajar a Cuba prueba la incapacidad del imperio para fomentar la paz.

No planeamos asesinatos a presidentes y líderes foráneos. No albergamos en nuestro territorio a Posada Carriles, un terrorista connotado, involucrado en el peor atentado del hemisferio occidental; un avión en pleno vuelo, el 455 de Cubana de aviación en el año 1976, en el que murieron 73 personas, la mayoría adolescentes que fueron en representación de su país, a una hermosa gesta deportiva. Vidas truncadas, a las cuales no se le ha dado sepultura, en tanto, no se ha aplicado justicia a los malhechores. Documentos desclasificados de la CIA en el 2005 prueban el conocimiento de este impúdico y cobarde hecho. ¿Qué respuesta le daría a esos padres, Obama? que presume de sus hijas, y de salvar a la juventud.

Los que huyeron de Cuba de la dictadura de Fulgencio Batista se refugian en Miami; algunos de sus congresistas son hijos de aquellos esbirros. Por eso tanto odio contra Cuba.

Philip Agee, ex agente de la CIA, el cuál denunció las prácticas de la agencia para los países de Tercer Mundo dijo: "A mi país no le interesa que un país sea democrático, le interesa que le obedezcan.” Los apoyos a las dictaduras del cono sur prueban esta información, Pinochet en Chile, por ejemplo.

En lo que respecta a su final de mandato, proclama a Venezuela como amenaza de EEUU y en un acto injerencista y de terrorismo de estado anuncia que Venezuela debe cambiar de gobierno.

Paul Craig Roberts, denunció que su país Estados Unidos controla los medios para invadir.

En la Base Naval de Guantánamo, territorio usurpado a mi país se violan los derechos humanos. Mohammed Gharar fue secuestrado a los 21 años de edad, ahora en libertad por ser inocente, como muchos más.

Mi país ha cometido errores, conscientes estamos de ellos, pero siempre hemos luchado en erradicarlos. Eso sólo compete a los cubanos y al gobierno socialista de Cuba. Pero de ninguna manera, podemos permitir que usted ni nadie como adalid, garante de los derechos humanos, según criterios de no se sabe qué, nos imponga sus" leyes "como aquellos gobiernos lacayos que hacían de Cuba un lupanar internacional en todo los sentidos.

El pueblo de Cuba ha derramado su sangre en misiones internacionalistas, por convicciones ideológicas en solidaridad con los pueblos como, en el caso del cono sur africano, a petición del gobierno de la hermana Republica de Angola, en la cual se llevó a cabo la operación Carlota (en honor a la negra esclava que lideró la sublevación de esclavos en el ingenio azucarero Triunvirato en 1843). La participación de 50 mil soldados, unos 1.000 carros de combate y cerca de 450.000 cubanos entre médicos, maestros, ingenieros … de manera altruista contra las tropas mantenidas por EEUU, las de Zaire y el ejército sudafricano. La lucha del pueblo cubano mantuvo la independencia de Angola, Namibia, y derrumbó aquel régimen ignominioso del Apartheid sin traer a Cuba prebendas económicas de aquellos pueblos.

Mi país está alerta y vigilante, en un escrito fechado el 26 de mayo de 2015 “Cuba marca el tiempo en el diálogo con EEUU”, utilicé una frase del comandante Che Guevara: “de los americanos no se puede confiar ni un tantico así”.

Categoria: